Testimonio

Por lo menos doce veces, Bryan que tiene 17 años, compartió su testimonio en la India. Su historia de cómo Dios milagrosamente curó su tumor incurable del cerebro era un testimonio poderoso del poder de Dios. Su dedicación para servir a Dios les animó a todos que lo oyeron. Bryan reforzó lo que siempre he creído que la manera más eficaz de compartir el evangelio es compartir nuestra propia historia.

 

Si conoces a Jesucristo como el Salvador y el Señor, también tu tienes una historia única, o sea un testimonio de la autenticidad de Dios en tu vida. Mucha gente no quiere recibir un folleto del evangelio ni oírte explicar el cristianismo, pero hay pocos que son tan mal educados que rechazan tu propia historia. La manera más creíble para compartir Jesús es compartir lo que El significa para ti, lo que El te ha hecho y lo que El te hace para cambiar tu vida. Increíble, ¿no? Le hablamos con gusto a un desconocido sobre una medicina nueva que nos hace sentir mejor. Felizmente compartimos una receta o anunciamos un producto en liquidación. Pero cuando viene el momento de hablar de El que nos da esperanza, significado y dirección de repente tenemos miedo de hablar por no querer ofender a la otra persona. Hay muchos muriéndose por todo el mundo sin tener la Verdad. Nosotros tenemos la responsabilidad para decirles la verdad. El apóstol Pablo escribió, “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego(Romanos 1:16). Hermanos, Uds. han experimentado el mismo poder de lo que Pablo proclamó; Dios también les ha salvado y les ha proveído, por eso ¡proclámenlo!

 

Meditación

Juan 19:35—Y el que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero; y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis. 1 Juan 5:10—El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo.

 

Aquí hay una guía simple que me ha ayudado:

Cómo compartir tu testimonio

  1. Ora y pide sabiduría y dirección de Dios mientras escribes tu testimonio.            (Santiago 1:5,6).
  2. Usa un bosquejo sencillo:
  • ¿Cómo era tu vida antes de conocer a Jesucristo?.
  • ¿Cómo llegaste a conocerlo y tener una amistad con El—¡seas específico!
  • ¿Cómo es tu vida después de conocerlo? ¿Qué cambios ha hecho en ti?¿Cómo te lo relacionas ahora?
  1. Seas sincero y honesto buscando oportunidades de compartir. Es bueno tener una introducción de interés, por ejemplo, “¿Puedo hablarte del asunto más increíble            de mi vida?”
  2. Escribe en una manera que deja que los otros se sientan que pueden comprendertus experiencias pasadas y presentes. Enfoca en cómollegaste a ser cristiano, no          solamente que es bueno ser cristiano.
  3. Da énfasis a la gracia y misericordia de Dios. El propósito del testimonio esdirigirles a otros a Jesucristo. La Verdad de Dios es más importante que nuestras experiencias. Es importante que comprendan que la fe se basa en la historia y la autenticidad de Cristo y nuestras vidas reflejan esta verdad. Nuestros sentimientos son importantes y deben ser compartidos para dar énfasis a la Palabra que define lo que es ser perdido y que se necesita salvación.(Juan 3:16; Romanos 3:23, 6:23, 10:9,10).
  4. Practica tu testimonio con alguien que puede darte sugerencias del estilo, laclaridad y el contenido. Memoriza y practica hasta que sea natural.
  5. Compartir con emoción en el poder del Espíritu Santo—1 Co.2:4,5.Comparte y      termina con una conclusión ponderosa. Un buen testimonio es como un buen     aperitivo que estimula el apetito para tener más. Tal vez la persona que escucha            va a querer más información o tal vez no, pero ni modo, lo importante es que tu          seas fiel y que redimas la oportunidad de compartir.

 

Evita lo siguiente:

  1. No le obligues a que nadie que escuche tu testimonio. No discutas ni le presiones que la otra persona haga una decisión para Cristo. Es el Espíritu Santo que los             atrae a los otros y no tú.
  2. Evita palabras específicamente cristianas en lo que dices.
  3. No hables tanto que le aburres a la otra persona. Evita peculiaridades como jugar con monedas en tu bolsillo o rascarse.
  4. No des énfasis de los pecados que habías hecho antes de convertirse porque la persona que te escucha tal vez pensará que él no es tan malo como tú y no            necesita un salvador.
  5. No enfatices denominaciones de iglesias ni organizaciones religiosas. No criticas otras personas ni grupos. Enfatiza a Cristo, nada o nadie más. La salvación viene por El y no por cierto grupo.
  6. No dejes la impresión que la vida cristiana es fácil o sin luchas.

 

Inspiración

Se puede presentar cualquier cosa eficazmente con buena organización. Un testimonio bien preparado y autorizado por el Espíritu Santo, puede ser de gran efecto en muchas situaciones. Debemos presentar a Cristo en una manera clara y atrayente pero sencillo para que la otra persona lo conozca personalmente.—Campus Crusade for Christ [Cruzada del recinto universitario para Cristo].

 

©2005 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.