Ser socio

La chiquita Julia es harapienta y sucia. Al vestido manchado le faltan dos botones. Es greñuda. No tiene cepillo. También a ella le falta uno de sus zapatos. Las mangas de su vestido una vez azules ahora son grises. La tela delicada está rota en varias partes del vestido. Solamente puede pestañear con uno de sus ojos. Hace mucho tiempo que perdió su expresión vibrante. Larastró un perro. La pegó unos muchachitos. Dos veces estaba abandonada en chubascos friolentos. Para una persona cualquiera, es inútil, pero no a Amy. Amy la lleva dondequiera que vaya. La cuenta todo, la acuesta y besa las mejillas duras de plástico. Amy no ve a una muñeca gastada. Julia es su tesoro lindo and le ama mucho.

 

Meditación

Efesios 1: 4-5. Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos presdestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.

 

Considera cuán pasmoso es Dios. El ve desde los cielos a todas las criaturas que tienen enfermedades del mal del pecado. El nos ve hacer malas decisiones. El nos ve sufrir. El oye nuestros gritos y siente nuestra tristeza. El sabe nuestros pensamientos buenos tanto como nuestras malas intenciones. El nos da la libertad de hacer nuestro placer y nos ve pasar el tiempo con actividades que no le incluyen a El. Aún, no nos olvida.

 

Considera cuán pasmoso es Dios. Antes de crearnos, nos amó. A pesar de nuestras dificiencias, el nos ama tanto que hizo lo todo posible para preservar la relación conmigo y contigo. En vez de llamarnos defectuosos, mandó a su Hijo para experimentar lo que quiere decir ser un ser humano. Jesucristo era el modelo de cómo vivir así como Dios quería. Pero en un evento conmocionado para la eternidad, dejó que su Hijo tomara sobre si mismo nuestra vergüenza, nuestra culpabilidad, nuestra violencia y toda la maldad que pudiéramos hacer. En el momento más solitario de la eternidad, el Padre volvió las espaldas cuando Jesucristo fue sacrificado brutalmente en una cruz; matado por el mundo mismo que creó.

 

Considera cuán pasmoso es Dios. El quiere adoptarnos. En vez de mandar unos asteroides para destruir este planeta rebelde, nos ofrece algo increíble bueno; confiarnos en su Hijo y seguir su dirección. El va a olvidarse de nuestras transgresiones y para siempre va a olvidarse de nuestra culpabilidad. Entonces para ayudarnos aun más, mandó Su Espíritu Santo. Mientras tanto, está preparándonos unas casas asombrosas en su propia ciudad. Sus seguidores van a recibir unos cuerpos nuevos que nunca jamás van a enfermar. Pues, como ves, en realidad le pertenecemos a El. Imagínate el amor que Amy tiene para su muñequita gastada y rota. Lo magnifica sin fin y vas a tener una prueba del amor que tiene Dios para cada uno de nosotros. Es algo para pensar. . . en reveración.

 

©2002 Daniel York ARR. Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Redhttp://www.firstcause.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.