Pacto

¿Por qué Dios esparció a la gente por todo el globo y confundió sus lenguas?

La interpretación espiritual de un Dios ofendido a menudo está basada en una interpretación literal de Génesis 11: 4, “construyamos una ciudad con una torre que llegue hasta el cielo” pero ¿por qué se molestaría Dios con la gente por planear fabricar una torre que llegue hasta el cielo?  No conozco ningún arquitecto entúpido. Nadie puede construir algo que pueda llegar al cielo. Sin embargo tuvo que haber algo del propósito de la torre que despertó la ira de Dios. Marvin Rosenthal nos provee un análisis de su cuidadosa investigación.

 

El propósito de la torre de Babel no era literalmente alcanzar el cielo-

Los ancestros sabían eso mejor – sino construir una plataforma desde la cual podían observar de mejor manera los cuerpos celestiales y practicar la astrología y adorar al sol. También tenia la intención de unificar la humanidad en un solo reino, en desafío directo a Dios. El pastor Check Swindoll, apunta, “En Shinar un Ziggurat más alto que todos los otros estaba cubierto con las señales del Zodíaco grabadas en la construcción de piedra, hacia su cresta-una urna religiosa.”

 

 

Meditación

Mateo 18: 19 – Además les digo que si dos de ustedes  en la tierra se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan, les será concebida por mi padre que esta en el cielo.

 

El pacto es un principio de poder espiritual. Mateo 18:19 Es como una fórmula de oración. Pero debemos entender que el contexto por el cual el pacto es consumado, se vuelve claro  por el verso siguiente, “donde dos o tres se pongan de acuerdo en Mi Nombre, ahí estoy con ellos” cuando nos reunimos en oración en el Nombre de Jesús, esto nos demanda ser obedientes a su voluntad. Aprendemos esto estudiando más ampliamente el concepto de pacto en la escritura. Jesús predicó en Juan 17: 11, “santo padre, protégelos en tu poderoso nombre- el nombre que me diste- de manera que sean uno como nosotros somos uno”. Cuando Jesús habla de unidad en Juan 17, siempre es definido por pacto y obediencia al plan y voluntad de Dios. De igual manera cuando Jesús habla de nombre, se refiere a la autoridad y poder que es objetivamente la armonía.

 

Traer a Jesús a nuestras peticiones sin un cuidadoso entendimiento de su voluntad es un sacrilegio. El pacto espiritual es la oración que pide lo que Dios quiere. Y aprendemos lo que quiere estudiando cuidadosamente la escritura y siguiendo cuidadosamente la guía de su espíritu santo.

 

Ese pacto muy importante es aptamente ilustrado por el relato de la torre de Babel. Cuando la humanidad se puso de acuerdo en pacto pecaminoso, Dios se ofendió profundamente, observó el potencial desenfrenado que tenían por el mal y tomó            decisiones definitivas. Al contrario, cuando los creyentes se reúnen en oración en un correcto acuerdo en el nombre de Jesús, ¡el cielo baja y la gloria llena nuestras almas!

 

 

 

Inspiración

 

El propósito del pacto en la tierra no debe ser tomado con el predeterminado fin de ponerse de acuerdo para atacar la fortaleza de Dios tercamente hasta que él se rinda. Está lejos de lo correcto ponernos de acuerdo de antemano sobre lo que nosotros queremos, y luego ir a Dios y esperar, no hasta que Él nos dé Su opinión sobre el asunto, sino hasta que nosotros arranquemos de Él el permiso para hacer lo que nosotros habíamos determinado hacer antes de orar. Más bien debemos ponernos de acuerdo en pedirle a Dios que nos transmita Su opinión y sentir con respecto al asunto.-el tribunal de Oswaldo en la Disciplina cristiana.

 

Salmos 40:3- Puso en mi boca un cántico nuevo, una alabanza a nuestro Dios. Muchos verán esto y temerán, y confiaran en Jehová.