No lo creyeron

MEDITACIÓN EN MARCOS 16:10-13

Marcos 16:10-13—Ella fue y avisó a los que habían estado con él, que estaban lamentándose y llorando. Pero ellos, al oír que Jesús estaba vivo y que ella lo había visto, no lo creyeron. Después se apareció Jesús en otra forma a dos de ellos que iban de camino al campo. Éstos volvieron y avisaron a los demás, pero no les creyeron a ellos tampoco.

Destrozados—ellos estaban absolutamente devastados. Por tres años habían desarrollado amor, confianza y esperanza en Él—este Hijo de carpintero que afirmaba ser el Mesías. Escucharon Sus parábolas y discutieron sobre su significado. Lo observaron resucitar a Lázaro de la muerte, caminar sobre el agua, tranquilizar el mar, sanar enfermedades y aflicciones incurables y expulsar demonios. ¡Él era más que asombroso! Tenía una respuesta para cada cosa y aún así, sabía cuando no decir nada. Y cuando Él oraba, ellos sabían que estaban en la presencia de Dios.

Cuando Él los llamó, ellos dejaron sus redes, la recolección de impuestos y otras ocupaciones. Se quedaron con Él cuando muchos dudaron y se fueron. Y por su fe y obediencia Él les prometió la vida eterna; morada y autoridad en el cielo. Pero ahora estaba muerto. Los sueños se volvieron pesadillas y la esperanza se volvió desesperanza. Lo que les dejó un sabor amargo fue la forma como murió. Él ni siquiera protestó y en cambio hizo que Pedro guarde su espada. Aquel que no tenía miedo y en quien reposaba toda autoridad simplemente dejó que los soldados lo vendaran y abofetearan. Calladamente absorbió el cruel abuso de supuestos hombres de Dios y en lugar de rescatar a Israel de la opresión romana, se dejó empalar, clavar y colgar en la peor de las formas conocida por el hombre. Demasiado para ser un Salvador, y demasiado para ser salvados—Él fue traicionado y ellos estaban en shock.

María Magdalena fue la primera en ver a Jesús en el más increíble de los Domingos. A pesar del dolor que sentía de tanto sollozar les dijo a Sus discípulos que Él estaba vivo. Pero el dolor es muchas veces el extintor de la esperanza. ¿Cómo puedes creer en el absurdo informe de una mujer cuando acabas de ver la cabeza de tu Héroe sucumbir ante la muerte—sin siquiera poder respirar? Cuando otros dos testigos corroboraron su historia, ¿qué engaño cruel afectaba sus mentes—qué parte de está en la tumba no entendían ellos? Oh Dios—¡cómo pudiste permitir que esto pase! Oh Dios, ¿será que realmente existes?

Atónitos—ellos quedaron absolutamente estupefactos. Él atravesó las paredes. Mientras se reclinaban en una mesa, Él, Aquel que derribó las mesas, reprendió su falta de fe y su terco rechazo a confiar en el testimonio ocular de Su resurrección. Sintiendo que Sus palabras traspasaban sus corazones, casi estallan por el profundo gozo que bombeaba sus arterias. Jesús resucitó de su muerte.

“No lo creyeron”. Aquellas tres palabras pueden ser revertidas por tres palabras sagradas—Él está vivo. Qué diferencia hace la gracia. Después de regañar a Sus seguidores, Jesús los envió a todo el mundo para compartir Su mensaje. “El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que no crea será condenado” (16:16). Si decimos “¡Él está vivo!” entonces éste es también nuestro llamado. ¡Que las primeras tres palabras sean cambiadas por las otras tres para la gloria de Aquel! Algo para pensar… en reveracción!

INSPIRACIÓN DE PERDIDO ESTUVE

La confianza es dulce. Es major que el oro. La confianza siempre es un regalo del corazón, y por ello puede ser la cosa más preciosa en la vida, junto al amor.—Don Everts y Doug Schaupp en I Once Was Lost (Perdido estuve)

 

©2014 Daniel York  ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

 

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)