Motivación

Meditación

Jeremías 32:39-40 – Haré que haya coherencia entre su pensamiento y su conducta, a fin de que siempre me teman, para su propio bien y el de sus hijos.  Haré con ellos un pacto eterno: Nunca dejaré de estar con ellos para mostrarles mi favor; pondré mi temor en sus corazones, y así no se apartarán de mí.

 

No podemos pedir la motivación a superar nuestros problemas si no tenemos una relación buena con El de quien viene la motivación para la vida. Si hay defecto en nuestra relación con Dios, no debemos estar sorprendidos si tenemos dificultades en nuestros matrimonios, en nuestras finanzas, en nuestra autoestima, o en nuetras relaciones con otros.  Para enfocarse en la solución del problema sin restaurar la comunicación con Dios es imprudente y desesperado.

 

Sin embargo, como trabajamos fortaleciendo nuestra comunión con Dios, El nos da motivación sin cesarse.  Sin una relación, una comunión fuerte con nuestro Dios, no hay posibilidad de pasarse por la vida con éxito.  Sin Dios esto dependería naturalmente en nosotros mismos, y esto nos guiaría a la frustración y la ira.

 

Dios prometió a los judios que les dase un corazón y una mente fija para que siempre lo adoraran.  Jesucristo oró por los que creían en El: “Te pido que todos ellos estén completamente unidos, que sean una sola cosa en unión con nosotros, oh Padre, así como tú estás en mí y yo estoy en ti.  Que estén completamente unidos, para que el mundo crea que tú me enviaste.”  La unidad con Dios nos lleva la habilidad de sobresalir cualquiera dificultad. La acción de dar reverencia y honor a nuestro Señor nos da fuerza y nos anima para vivir justamente. “Les daré entendimiento para que reconzcan que yo soy el Señor, y ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios, porque volverán a mí de todo corazón.

 

Dios nos da la inspiración, la motivación de vivir bien en buena relación con El.  El nos da esperanza, propósito, y sentido.  Nos promete que nuestra existencia terrenal es una representación básica de la vida celestial, y cuando lleguemos al cielo estaremos transformados y viviremos con nuestro Creador.  No permite que las dificultades de la vida se echen a perder el incentivo de vivir por Dios.

 

©2005 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.