Ministerio

En 1725, los Franciscanos establecieron el Convento de Ocopa para evangelizar y civilizar a los tribus de la selva peruana. Ubicado unos 45 minutos de la ciudad de Huancayo en los Andes centrales, el monasterio tiene una biblioteca de más de 25.000 tomos de literatura antigua. En las paredes del edificio espléndido, hay pinturas que tienen más de 200 a 300 años. Es un lugar muy impresivo donde las paredes literalmente parecen exhalar cuentos.

Otro convento construido para las monjas estuvo de muy poca distancia. Ese edificio ya no existe. El Pastor Enrique Nickel nos compartió que unos de los monjes construyeron un túnel de su edificio a él donde vivían las monjas. Muchas de las mujeres se quedaron embarazadas e hicieron abortar. Con el tiempo, la vergüenza y la incapacidad de impedir esa mala conducta causaron la destrucción del convento de las hermanas.

Meditación

2 Corintios 6:3 No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado.

Hoy en día no es muy diferente de lo pasado. Hasta que regrese Jesucristo, todos lucharán con la carne del hombre natural. Tristemente, muchas veces algunas personas no se hacen caso de Cristo porque no pueden conseguir más allá de las acciones venales de los que afirman lealtad a El. Unos clerigoscometen adulterio. Unos tesoreros roban dinero de las cuentas de la iglesia. La hipocresía no se limite a los límites geográficas, a los raciales, a los del color ni a los del credo.

Siempre se explican las razones que causan nuestra inmoralidad. El momento que negamos que Cristo reine en nuestros corazones, somos vulnerables al pecado. De vez en cuando debemos preguntarnos dos preguntas:

  1. ¿Qué anelo?
  2. ¿Estoy dipuesto de negar lo que yo quiero para obedecer a lo que Dios dice?

Cuando nosotros, como los seguidores de Jesucristo, faltamos, resulta muy dañoso. Los que ven los fracasos de los seguidores racionalizan su propia incapacidad de ser santo. Esto fue presisamente la razón que el apóstel Pablo se esforzó mucho para no pecar. No soportó ni pensamiento de un ministerio deshonrado para que no se difame al nombre de Cristo. La solución no es quemar el convento sino ser santo. Debemos, a toda costa, acordarnos que Jesucristo debe ser primero. Si no queremos vivir vidas santas, entonces lo que nos importa no es Dios ni es el sevicio que El nos dio. El mundo está muriendo de ver lo que realmente quiere decir vivir. ¿Qué clase de ministerio vives tú? Oro que primero tú y yo seamos seguidores fieles de Cristo. Esalgo para pensar . . . en reveration.

Inspiración

¿Tengo un ministerio del Señor? Si la respuesta es sí, necesito ser fiel y contar con mi vida para cumplir ese ministerio. Oswald Chambers en My Utmost For His Highest.

©2002 Daniel York ARR. Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Redhttp://www.firstcause.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.