Mansedumbre

Probablemente era algo muy chistoso a los que nos mirábamos. Eramos seis hombres que no podíamos separar dos baldes plásticos entrelazados. Los dimostirones. Los torcimos. Alguien trató de usar un cuchillo. Yo los dejé caer al suelo.Pudimos doblar el plástico pero no pudimos separar un balde anaranjado del otro. Era como si alguien los hubiera pegado con pegamento permanente instantáneo. Para nosotros, unos hombres fuertes, era algo de vergüenza.

Tomé los baldes y con los pulgares suavemente los empujé. Uno de los muchachos mirándonos los vio mover un poquito y poco después con esa acción los baldes separaron. Descubrimos que por una acción suave, los baldes separaron facilmente.Hmmm. Algo despertó en nosotros. Eramos testigos de una profunda verdadespiritual.

 

Meditación

Efesios 4:2—Con toda humildad y mansedumbre, con paciencia, soportándoos unos a otros en amor…

 

Muchas veces, recurrimos a la fuerza para realizar nuestra voluntad. Es interesante que Jesús, el profesor de la fuerza infinita, solo recogió una vez un látigo. El profeta Zacarías escribió: He aquí, tu rey viene a ti, justo y dotado de salvación, humilde, montado en un asno. . . (Zacarías 9:9) Dios escogió un asno en vez de un coche. Jesús nunca impuso su verdad a otros. No lo hace tampoco el Espíritu Santo.  En voz baja,  declara culpables nuestros corazones traviesos. El apóstol Pablo escribió: Os ruego por la mansedumbre y la benignidad de Cristo. . . (2Corintios 10:1). Pablo les animó a los creyentes que sean completamente humildes y amables por lo que aprendió del Señor.

 

Las palabras crueles y la autoridad imperiosa causan el resentimiento y el rencor. Lamansedumbre causa confianza. Por eso, sean amables. Dejan que otros sepan que su fuerza es del Señor. Es maravilloso lo que puedan hacer con lo correcto.

 

Inspiración

En nuestro individualismo endurecido, pensamos que la mansedumbre es una debilidad. ¡No es así! . . . La mansedumbre incluye unas cualidades como la de tener fuerza bajo control, las de estar tranquilo y tener paz cuando se te rodean problemas, la de tener un efecto calmante a los que se enfadan, la de tener cortesía y discreción que causa que otros tengan su dignidad. —Charles R. Swindoll

 

Con dulzura, el poder puede hacer lo que la violencia fracasa.—Proverbio latino

 

©2003 Daniel York ARR.  Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.