Luz de las estrellas

Palmer Bailey, “el hombre de las estrellas y las rocas,” comparte con nosotros información fascinante sobre la luz de las estrellas. Podemos aprender cosas asombrosas al examinarlas cuidadosamente. ¿Sabías que el color de una estrella lo determina la temperatura de su superficie? Las estrellas más calientes son casi azules, las menos calientes son blancas y las más frías son las rojas. Y aunque las estrellas puedan parecer apiñadas todas juntas desde nuestro punto de observación, de hecho pueden pertenecer a galaxias completamente distintas.

Cuando examinamos los detalles de la luz de una sola estrella, Palmer enseña que podemos calcular su temperatura, composición, movimiento y aún podemos usar esa información para calcular el tamaño de nuestro propio sistema solar.

MEDITACIÓN EN LOS SALMOS 147:4, 148:3

Salmo 147:4—Él determina el número de las estrellas y a todas ellas les pone nombre.

Salmo 148:3—Alábenlo, sol y luna, alábenlo, estrellas luminosas.

El apóstol Pablo escribió a los creyentes corintios, “Uno es el esplendor del sol, otro el de la luna y otro el de las estrellas. Cada estrella tiene su propio brillo” (1 Co. 15:41). Pablo animó a los creyentes filipenses a vivir vidas puras “para que sean intachables y puros, hijos de Dios sin culpa en medio de una generación torcida y depravada. En ella ustedes brillan como estrellas en el firmamento” (Fil. 2:15). Quizá él haya adquirido este pensamiento del profeta Daniel quien cientos de años antes escribió, “Los sabios resplandecerán con el brillo de la bóveda celeste; los que instruyen a las multitudes en el camino de la justicia brillarán como las estrellas por toda la eternidad” (Dan. 12:3).

Dios hizo cada estrella intencionalmente y las colocó en los cielos. Cuando miramos arriba en las noches podemos ver lo asombroso de Su obra de arte y nos anima a pensar de que nosotros también somos parte de Su creación—¡hechos para brillar y para alabarle!

¿Cuál es tu color? ¿Eres casi azul por la temperatura de tu superficie de una vida vivida para la gloria de Dios? Cuando las personas te ven ¿pueden deducir cuál es tu temperatura, composición, movimiento y proximidad al Hacedor? Que podamos seguir las palabras de Jesús quien dijo “Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo” (Mt. 5:16).

INSPIRACIÓN DE WATCHMAN NEE

Porque esto está claro, que separarnos del mundo hoy, y privarlo de su única luz, de ninguna manera glorifica a Dios. Únicamente frustra Su propósito en nosotros y en la humanidad.—Watchman Nee en Love not the World (No ames al mundo):

 

©2014 Dan York ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)