Los fundamentos

General de división T.K. Moffett andaba para arriba y para abajo delante de los soldados congregados. El jefe nuevo de Mississippí acabó de terminar su primer día comandando la división 104 y decidió compartir con los soldados su filosofía del liderazgo.

#1.       Hacer lo recto.

#2.       Tratar a otros como quieres ser tratado

#3.       Hacer tu mejor.

 

En la ducha la mañana siguiente me di cuenta de que podía recordar cada uno de sus adagios. (¡Normalmente soy afortunado si puedo recordar un punto dentro de unos minutos después del mensaje de cualquier orador!) Reflexión adicional reveló la sabiduría profunda en los preceptos de Moffett.

 

“Hacer lo recto”—estas tres palabras exigen la integridad moral y el conducto honrado.  Me recuerdan de la despedida de Jesucristo a la mujer llevado a Él por cometer adulterio:  Ahora vete, y no vuelvas a pecar” (Juan 8:11b). Implican un avalúo propio del riesgo y que yo obre en una manera segura. Si estoy indeciso de algo o de alguna línea de acción probablemente no debería hacerlo.

 

“Tratar a otros como quieres ser tratado” es una reiteración de la enseñanza de Jesucristo: “Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes”(Mateo 7:12). Estas palabras me desafían que me preocupe por la gente y que cree un ambiente positivo del trabajo. Yo sé lo que me causa dolor. Soy muy bueno en preocuparme de mí mismo. Así que, no hay excusa para maltratar a los demás.

 

“Hacer tu mejor,” dirige la motivación y la actitud. Tienen en cuenta los errores pero insisten en el progreso y un compromiso a la cualidad que procede del corazón. El Apostal Pablo escribió a los efesios, “Sirvan de buena gana, como quien sirve al Señor y no a los hombres” (Efesios 6:7).

 

Confusión es el hijo de la complejidad. A menudo pienso que nos extraviamos porque se nos olvida mantener las cosas sencillas. Se nos olvida lo esencial. Apartamos de obedecer a Dios y de esforzarnos a ser como Su Hijo en nuestra locura de agradarnos a nosotros mismos. Por lo tanto, sacrificamos principios y adquirimos el desorden. Si reglas piadosas forman la fundación de nuestro conducto y sustentan nuestro carácter, entonces Dios y los que nos rodean son honrados. Es algo de que deberíamos pensar…en reverencia.

 

Meditación

Colosenses 3:17—Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.

 

Inspiración

Nosotros que somos cristianos debemos pasar mucho más tiempo pensando en los fundamentos de nuestra religión.—Oswald Chambers en Biblical Ethics (Éticas Bíblicas)

Distorsiones de la creencia vienen porque los principios son puestos en el lugar de Cristo Jesús.—Oswald Chambers en Disciples Indeed (Verdaderamente Discípulos)

 

©2004 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.