Hablando de Jesús

Jesús tenía una reunión con sus discípulos en respuesta a sus preguntas sobre cómo debían actuar después que Él retornara al cielo. Él les dijo que necesitaban escribir una declaración de la visión y la misión-esto les ayudaría a mantenerse enfocados. Segundo, sería muy sabio que tuvieran un libro de reglas claras con Sus mandamientos declarados para que las personas supieran qué podían hacer y qué no-mucho más simple y más elegante que lo que enseñaban los fariseos. Tercero, necesitarían tener un formulario de exoneración de impuestos para entregar a los cobradores de impuestos a cambio de sus donaciones. Cuarto, seguramente querrían establecer reuniones regulares-de preferencia los domingos en la mañana para diferenciarse de los judíos que se reunían los sábados. Finalmente, debían llamarse a sí mismos cristianos para que no fuesen confundidos con los idólatras o judíos que rehusaban creer en Él. Puedes leer el diálogo antes mencionado en el libro de Maquinaciones-un manuscrito oculto de las Escrituras recientemente descubierta en Portland, Oregon. (Por supuesto que esto no es cierto).

 

Meditación

Juan 6:35-“Yo soy el pan de vida —declaró Jesús—. El que a mí viene nunca pasará hambre, y el que en mí cree nunca más volverá a tener sed.

 

Carl Medearis escribió un libro que elogio grandemente y recomiendo leer, speaking of Jesus (hablando de Jesús). Lo que hace que sea una gran lectura es la afirmación de Carl de que estamos alejando a las personas de Jesús porque estamos siendo consumidos por el cristianismo. Sondea a diez personas y pregúntales que es lo primero que les viene a la mente cuando escuchan la palabra “Cristianismo” y probablemente escuches adjetivos negativos. Pero si a estas mismas personas les preguntas que piensan sobre Jesús es mucho más probable que te respondan positivamente.

 

Jesús atrajo a las personas hacia Sí mismo. Él aclaró que Él era el elemento esencial que todos necesitaban para encontrar salvación. Entonces ¿por qué usamos tanto tiempo y esfuerzo tratando de reclutar personas para nuestra iglesia o para que se conformen a los estándares adheridos a las Escrituras? Nos pronunciamos en contra de personas atadas a comportamientos que nos ofenden pero dejamos de compartir al Salvador que por lo general se rodeaba de los rechazados. Nos quejamos de los líderes inmorales y de una sociedad en declive sin embargo hacemos a un lado la esperanza que tenemos en Aquel ¡que erradica permanentemente el hambre! Como escribe Carl, “No hay persona en la historia de la humanidad que sostenga una vela a Jesús”. Tal vez deberíamos pasar más tiempo siguiendo y compartiendo a nuestro Salvador que preocupándonos por proteger nuestra religión.

 

Inspiración

Cuando predicamos el cristianismo, tenemos que poseerlo. Cuando predicamos a Jesús, no tenemos que poseer nada. Jesús nos posee. No tenemos que defenderlo.- Carl Medearis in Speaking of Jesus (Hablando de Jesús)

 

©2014 Daniel York  ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

 

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)