Garantía

Kring, kring. ¿Puede Ud. oír el sonido de las cajas registrando ventas como no hay mañana? Personalmente, yo quiero dos puertas corredizas de vidrio. Las nuestras tienen las sellas rotas, una cerradura que ahora no sirve, y más de veinte años de uso y abuso. No ayuda que Bear y Dusty, nuestros dos perros grandes, piensan que brincar contra ellas y marcar el vidrio les ganará la entrada. Deseo que pudiera verBear moviendo su lengua de color rosa y negro por la orilla de hule, tratando de lamer un camino a la casa. ¡Los charcos afuera de la puerta no son de la lluvia!

 

Antes de comprar puertas de las marcas Viking o Millguard, queremos asegurarnos que lo que compramos sea el producto mejor por el costo, y eso significa que debemos examinar la garantía. La garantía se da al comprador por la compañía y dice que el producto es confiable, sin defecto, y que el vendedor arreglará o reemplazará partes defectivas sin cobrar siempre y cuando es dentro de cierto tiempo y bajo condiciones específicas. Pero la garantía también tiene otro significado – la justificación o razones válidas para un hecho o una acción.

 

Meditación

Efesios 1:13, 14 – En él también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido.  Éste garantiza nuestra herencia hasta que llegue la redención final del pueblo adquirido por Dios, para alabanza de su gloria.

 

¿Sabe que su creencia en Cristo le pone bajo garantía? Sólo lea lo que dicen Efesios 1:13, 14 y 2 Corintios 1:22 y 5:5. ¡Dios nos da una garantía del fabricante! Nuestra herencia (la vida eterna con Dios) se asegura por el Espíritu Santo cuando nos presentamos ante Dios para el juicio. Él promete perdonar nuestro pecado y darnos nuestros cuerpos sin pecado.  Y lo mejor de todo, ¡disfrutamos Su presencia magnífica para siempre!

 

¡La fundación de la garantía de Dios es la MISERICORDIA! El saber eso evoca dos reacciones en mí. Primero, ¡me arrodillo y agradezco a Dios por mandar Jesús a salvarme! Segundo, quiero decirles a los demás cómo pueden obtener una garantía eterna.  Cuando compro un producto bueno que viene con una garantía confiable suelo decírselo a otros para que puedan experimentar la misma oferta. Me imagino que Ud. hace lo mismo. Damas y caballeros, ¡nosotros somos los productos! ¡Si no les decimos a los otros lo que Jesús hizo en y por nosotros algo es horriblemente malo! Todos necesitamos la garantía del cielo o el pecado nos oxidará y nos llevará a la basura eterna donde Dios nunca visita y el dolor es implacable.

 

Inspiración

La señal que hemos recibido al Espíritu Santo es que pensamos bien de Jesús. –Oswald Chambers en Bringing Sons Into Glory.

©2004 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.