Exigencias

Meditación

Lucas 2:1—Por aquellos días Augusto César decretó que se levantara un censo en todo el imperio romano.

—¡Por favor!  ¡Qué ridículo!  Esos romanos difíciles han conspirado hacer miserables nuestras vidas. ¿Por qué nos mandaría Dios de Nazarét a Belén exactamente cuando estás por dar a luz?

 

— José, no sé la razón. Pero tenemos que ir. Estoy segura que Dios tiene sus razones por todo esto.

 

¿Puedes oir su conversación? José y María saben que muy pronto van a ser los padres del Hijo de Dios. En un tiempo supuestamente feliz, tienen que salir por el censo molestante. Por alguna manera José tiene que llevar a su esposa encinta por unos 110km de caminos malos a Belén. No había ni autos, ni autobús, ni tren para llevarlos. Sólo tenían sus propios pies y tal vez un burro. ¡Qué difícil!

 

Divinamente Dios mandó a sus servidores en una jornada difícil. En el ejército, los líderes calculan el riesgo antes de hacer una misión. Su meta es ser seguro y tener los riesgos mínimos. Un jefe sabio no mandaría a una mujer encinta en una jornada peligrosa. Pero el Comandante utilizó al Augusto César para cumplir su Palabra. Entre 750 y 686 a. C., Mica profetizó que Jesús nacería en Belén. Allí sería dónde los ángeles y los pastores celebrarían la llegada del Salvador.

 

Con velas encendidas cantamos la historia de una noche de paz y por algun modo nos olvidamos de días tempestuosos . . .

 

Tienes que enfrentarte con las exigencias no fáciles de la vida durante el año próximo. Te pedirán lo que te parece ridículo. La tentación será tener duda en Dios, dudando su liderazgo. Te vendrá el impulso de quejarte. Cuando vienen las exigencias espero que recuerdes la historia de José y María—no es sólo para la Navidad. Es un recuerdo diario que Dios trabaja en maneras misteriosas y múltiples para realizar su voluntad para su gloria. Para compartir en esa gloria necesitamos creer en Su poder. Esto es la fe y, de veras, es algo para pensar . . . en reveración.

 

Inspiración

Una de la exigencias más poderosas para el espíritu humano es creer que Dios es bueno cuando parece que prohibe lo que haya prometido— Oswald Chambers enNot Knowing Where.

 

©2002 Daniel York ARR.  Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Red http://www.firstcause.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.