Empacando

Sería interesante saber cuántas horas de mí vida las he pasado empacando antes de cada viaje. Incluso esta mañana mi tiempo se mide por tener mis maletas listas para otro viaje. En el 2013 he viajado a más de 50 ciudades, 21 estados, un país extranjero y 3 islas. Este año es más de lo mismo. La clave antes de cada viaje es asegurarme que estoy bien preparado.

MEDITACIÓN EN MATEO 10: 9, 10

Mateo 10:9, 10—No lleven oro ni plata ni cobre en el cinturón, ni bolsa para el camino, ni dos mudas de ropa, ni sandalias, ni bastón; porque el trabajador merece que se le dé su sustento.

Jesús dio instrucciones claras a Sus discípulos antes de enviarlos a un breve viaje para probar su fe y perfeccionar sus habilidades ministeriales. ¡Nos quedamos cortos si decimos que empacaron poco! Al contrario de lo que les diría más adelante cuando los instruyó a que se preparen y lleven aquello que necesitarían para su sustento, en este viaje Él quería que ellos confiaran en Dios y permitieran que las personas ministraran a sus necesidades.

Aquí tenemos una guía útil a considerar antes de viajar cada día.

¡Prepárate! ¿Qué es lo que Dios quiere que haga hoy y que herramientas o materiales necesitaré? Esto requiere oración. ¿Qué estudio necesito realizar como preparación para mis reuniones con las personas? ¿He corroborado mis arreglos de viaje?

¡Reúne! Me he dado cuenta que es un buen hábito ordenar todas las cosas que voy a necesitar antes de empacar. Para el ejército es esencial que tenga mi uniforme completo. Junto al atuendo apropiado que voy a necesitar coloco mi kit de higiene, suplementos alimenticios y material de lectura. Si se trata del ministerio necesito mi Biblia o la capacidad de acceder a la palabra de Dios a través de mi computadora o smartphone.

¡Calcula! Me toma alrededor de 25 minutos llegar al aeropuerto sin tráfico. Si las vías se congestionan fácilmente puede llegar a una hora. Así que tengo que movilizarme con suficiente tiempo para hacer mis conexiones.

¡Besa! Alguien dijo alguna vez “Besar es una forma como dos personas se juntan tanto que no pueden ver nada malo en el otro.” De hecho, besar es la oportunidad de agradecer a mi esposa quien siempre me ayuda y que en innumerables ocasiones me ha salvado de cometer errores recordándome algo que necesito antes de viajar.

Un proverbio inglés dice, “Viajar hace mejor al sabio, pero al necio peor.” Pidámosle al Señor que nos ayude a negociar el viaje sabiamente para Su gloria y ¡para nuestra mejora!

 

INSPIRACIÓN DE BENJAMIN FRANKLIN

Al fallar en preparar, te preparas para fallar.—Benjamin Franklin

 

 

©2014 Daniel York  ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

 

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)