El infierno

Recuerdo un cuadro que estaba colgado en nuestra casa cuando vivíamos en Corea. Era un cuadro gráfico de un lago de fuego lleno de gente que sufría de formas grotescas. Llamó la atención a mucha gente al entrar en la casa y al ver ese cuadro. Mi padre tenía muchas conversaciones sobre el cuadro y para algunas personas las conversaciones les dirigieron a la salvación. Me gustaría tener ese cuadro hoy en día—lo colgaría en mi oficina. Ciertamente, ofendería a algunas personas. La verdad es que prefiero ofender a algunos con la realidad de la justicia de Dios en vez de no decirles nada de algo que les resulta en su sufrimiento eterno.  Los judíos de tiempos antiguos se refirieron a un lugar después de la muerte llamado el pozo(shachath). Escribió David en Salmo 55:23, “Mas tú, oh Dios, harás descender aquéllos al pozo de perdición… Según el diccionario Parson de la Biblia la palabra seol (sheol) ocurre 65 veces en el Testamento Antiguo y significa el destino para los muertos donde no hay regreso; un lugar sin la adoración a Dios; un lugar de castigo para los malvados; y un lugar donde se rescatan a los justificados. Job 26:6 dice, “El Seol está descubierto delante de él, y el Abadón no tiene cobertura.” Abadón era el nombre del ángel de destrucción que guardó el pozo sin fondo, el abismo, un lugar mencionado nueve veces en las Escrituras.

El diccionario Easton de la Biblia describe tres palabras en el Nuevo Testamento que significan el infierno: Hades, Gehenna y Tartarus. Hades es sinónimo a seol. Es el nombre del dios griego de la muerte y debajo de la tierra. Se describe como una prisión con barras y cerraduras debajo de todo. (Ve Mateo 11:23, 16:18, 1Pedro 3:19, Apocalipsis 1:18). Tartarus, solamente usada en 2 Pedro 2:4, describe el lugar donde Dios mandó a los ángeles que pecaron. Es un lugar oscuro, miserable y subterráneo que los griegos ancianos consideraron un lugar donde solamente los malvados peores fueron castigados. Gehenna es un valle fuera de Jerusalén donde hicieron el sacrificio humano al dios Molech. Fue asociado con la maldad y se hizo una palabra que significaba un castigo. Jesús dijo en Mateo 5:22, “…Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego (Gehenna).”

 

Meditación

Apocalipsis 20:14,15—Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

 

La Biblia es muy clara que toda la gente será juzgada algún día. “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”—Hebreos 9:27. Isaías citó el aviso de Dios contra los que le rebelaron—“…su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre” (Isa.66:24).  Apocalipsis 20:11-15 enseña que vendrá el día cuando Dios se sentará a su gran trono blanco y juzgará a toda la gente. Algunos han preguntado cómo es que un Dios de amor podrá castigar así.Billy Graham escribió, “Dios no manda a nadie al infierno. Si el hombre va al infierno es por su propia elección. El infierno fue creado para Satanás y sus ángeles, no para el hombre. Dios nunca ha querido que el hombre fuera allí.” Dante Alighieriescribió en el siglo XIII, “Si insistes en tu propia voluntad, la va a realizar. El infierno es el placer de tu propia voluntad para siempre.”

¿Por qué permite Dios que alguien experimente la tortura eterna en un líquido quemante? Solamente Dios en Creador puede hablar por Dios el Juez. No debemos ser defensores de Dios sino siempre sus abogados. Jesucristo nos ha mandado a compartir el Evangelio. Nuestro Salvador no habló de cosas agradables. Le avisó a la gente que las consecuencias de su maldad eran el juicio inminente. No hablarles a otros del juicio inminente muestra una falta de interés. ¡Qué manera mal educada de tratar a los otros! ¡El infierno es el infierno!

 

Inspiración

El infierno es la satisfacción de todo el pecado.—Oswald Chambers en ThePhilosophy of Sin [La filosofía del pecado].

 

©2005 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.