El desarrollo espiritual

Una compañía, que se llama Bark Blowers, vende todo tipo de cosas necesarias, menos las plantas, para los jardines; arena, tierra, rocas, etcétera. Manejo por esta compañía cada día que estoy en mi pueblo. Ahora su parking es un desastre. Hay tanto lodo que aun sus camiones grandes están en peligro de pegarse. Veintecuatrohoras de lluvia puede causar esto.

 

Hace varios años, los dueños pusieron una base de piedras  para reforzar el parking. Su terreno está en una ciénaga. Después de llover mucho, hay mucha agua que cubre todas las piedras para formar un tipo de “sopa de piedras, lodo y agua.”

 

Meditación

2 Corintios 4:16,17—Por tanto no desfallecemos, antes bien, aunque nuestro hombre exterior va decayendo, sin embargo nuestro hombre interior se renueva de día en día. Pues esta aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación.

 

A veces no importa lo que hago o lo que pienso, no puedo escapar el lodo. Quiero que mi vida sea organizada y sana pero hay circunstancias que causan mucho caos y estrés. Esta semana recibí un horario de uso de unas canchas de fútbol para la liga de adultos que dirigo. Debería recibirlo hace dos meses, sin embargo me llegó muy tarde y hemos perdido siete semanas de poder usarlas y me dieron una excusa muy débil por llegar tarde. Tenía yo que pasar un día entero buscando otras canchas. También encontré otro problema ese mismo día, no podía yo encontrar las direcciones necesarias para poder enviar muchos documentos y mi computadora no funcionaba bien. Teníamos planes para ir a la costa pero dos de nuestros hijos estaban enfermos. Lodo, barro y más lodo dondequiera que vea.

 

Regocijo en semanas así. El desarrollo espiritual no se cumple cuando todo va bien. En un día así, espero una palabra de Dios y solo oigo silencio. Esto me enseña persistir. La oposición, el conflicto, la decepción y el dolor funcionan juntos. Me recuerdan de que no debo fundar mi fe y mi disposición ni en las circunstancias, ni en las acciones y actitudes de otros, sino en El que me da aliento.

 

A veces tenemos que estar pegados en el lodo para que Dios nos enseñe lecciones nuevas. A veces necesitamos quedarnos, sin poder adelantarnos, para recordar que no es nosotros que tenemos el control. Pues, sí, Dios permite a veces sufrimientos o dolores intensos. Lo que nos importa es no perder el ánimo. Si sufres ahorrita, no pierdas la perspectiva. Dios no te ha abandonado, ni no ha dejado de amarte. Lo que permite en tu vida por último te dirige a Su gloria y tu desarrollo espiritual, si confíes en El. Algo para pensar . . . en reveración.

Inspiración

Hay etapas en el desarrollo espiritual cuando Dios nos deja ser torpes y sordos. Una de las misericordias más grandes es tener esos espacios en blanco. La razón es: si recibimos el desarrollo espiritual demasiado rapidamente, no tenemos tiempo para comprenderlo. Si no hay tiempo para comprenderlo, degenerará.—Oswald Chambersen Bringing Sons Into Glory [Traer los hijos a la gloria].

 

©2003 Daniel York ARR.  Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.