Defensivo

Amanece y Cristobal todavía está cansado. Pasó la noche sin descansar, luchando acusaciónes de gente que no está de acuerdo con él. Le ponen su carácter en duda. Constantemente escudriñan sus acciones. Ahora no es el líder fuerte que era. Se siente enojado. Entonces contempla la manera mejor de defenderse. En vez de hablar con Dios sobre su dolor, piensa en las faltas de ellos y de lo que puede hacer para probar que se equivocan. Ahora no es capaz de contribuir efectivamente porque solo tiene una agenda personal.

Meditación

Mateo 27:12-14—Y siendo acusado por los principales sacerdotes y por los ancianos, nada respondió. Pilato entonces le dijo: ¿No oyes cuántas cosas testifican contra ti? Pero Jesús no le respondió ni una palabra; de tal manera que el gobernador se maravillaba mucho. 

Hay dos tipos de cristianos—los obstinados y los humildes. Cuando alguien nos critica, nos hacemos  defensivos. Decimos que lo que nos importa más es la verdad, pero en realidad es nuestro orgullo que muchas veces defendemos. Nos amamos y no podemos aguantar la idea que nos importa menos en los ojos de otros. Nos defendemos ferozmente aun atacando a los que nos acusan para revelar los errores de ellos.

Cuando le acusaron falsamente los líderes religiosos a Jesús, permaneció silencioso. No dijo nada, era humilde. En resumen, dejó que los hombres malvados ganaran. El que era la Verdad, no destruyó a sus acusadores sino que confió en el Padre. El autor, Watchman Nee, escribió en  Spiritual Authority: No hay nadie en la tierra más autoritativo que Cristo, y sin embargo nunca se defendió a sí mismo. La autoridad y la auto-defensa son incompatibles. La persona contra quien te defiendes, se hace tu juez. Cuando comienzas a contestar su crítica, él llega a ser más poderoso que tú. Cuando se justifica a si mismo, pierde la autoridad.

Amigos, si nuestra batalla es la de ser correcto, pues luchamos la guerra equivocada. Tenemos que ser justos, no necesariamente correctos. No es necesario temer lo que dice la gente, solamente necesitamos temer a Dios. No hay nada más poderoso que su autoridad. El es nuestro Defensor. Tenemos que seguir humildes a Jesucristo. No importa si moramos, la verdad siempre viene de la tumba. Lo que importa es que le demos honra a Dios por medio de darle nuestro corazón sabiendo que el mundo nos considera tontos.

Inspiración

Es una señal de una base podrida, cuando tenemos que justificarnos por discutir y por utilizar razones débiles  para mostrar que tenemos razón.—Oswald Chambers enNotes on Jeremiah

©2002 Daniel York ARR.  Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Red http://www.reveration.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.