Corre, Frank, corre

Frank Musisi creció en las islas Ssese en el Lago Victoria. El entrenador de la Escuela Kibile no lo dejó correr para el equipo de la escuela cuando estuvo en cuarto grado así que le dieron permiso para correr para Beta, una escuela rival más pequeña. Fue una decisión que el entrenador lamentaría más adelante porque Frank corrió tan rápido que terminó ganando la competencia distrital ¡venciendo a los corredores de su propia escuela!

Durante el tiempo en que Frank crecía, Uganda se dividió debido a una guerra civil. Como a él le gustaba hacer negocios, transportaba personas de la isla hacia tierra firme pero desafortunadamente fue capturado y arrestado a los 18 años en Kampala y acusado de pelear con los rebeldes. Los soldados lo llevaron a las barracas donde mataban a las personas. Lo llevaron durante y después de golpearlo, le echaron plástico ardiente en sus manos en un intento de forzarlo a confesar. Justo antes de enfrentar la ejecución, un guardia sintió compasión de él, vino a su celda y lo soltó diciéndole, “¡Corre, tan rápido como puedas!” Frank logró escapar y ponerse a salvo para luego tener la posibilidad de venir a los Estados Unidos.

 

MEDITACIÓN EN SALMO 34:17, 19

Salmo 34:17,19—Los justos claman, y el Señor los oye; los libra de todas sus angustias… Muchas son las angustias del justo, pero el Señor lo librará de todas ellas.

En 1996, la hermana de Frank murió de SIDA. Más de 1000 personas murieron en Ssese de esta terrible enfermedad. Al principio, las personas morían sin ningún tipo de ayuda porque pensaban que era una consecuencia de la brujería. Frank se unió al ejército estadounidense y con el tiempo recibió una comisión como oficial. Entretanto, él se sentía profundamente abrumado por el número de personas que sabía que morían en su isla. Lukaya, una aldea completa había desaparecido. Así que regresó a Uganda en el 2004 con un permiso de emergencia y estando allí tomó la determinación de hacer algo para ayudar. Hoy en día, el Capitán Musisi trabaja arduamente para su organización sin fines de lucro, Proyecto Africano de SIDA en Islas Ssese (SIAAP) a fin de establecer un hospital en su isla para el cuidado de los pacientes con HIV. Durante nuestra visita a Kampala, fue reconocido por el Parlamento debido a su trabajo humanitario.

Sin lugar a dudas, Frank hubiera sido ejecutado si Dios no lo hubiera rescatado. Nuestro equipo de First Cause recibió una invitación directa del Presidente Museveni, gracias a las conexiones de Frank en Uganda. Cuando Dios libera a Sus hijos de la adversidad frecuentemente hay efectos mayores de segundo y tercer grado, los cuales son para el beneficio directo de innumerables almas.

Frank pudo haber sentido compasión de sí mismo. Sin embargo él escogió ¡perseverar! No dejes que la adversidad te defina. No sientas que Dios es injusto o no tiene cuidado de ti sólo porque estás sufriendo. Clama a Dios en fe, Él te escucha, y deja que Él obre Su voluntad para la gloria de Su reino.

 

INSPIRACIÓN DE OSWALD CHAMBERS

 

Fe en mi libertad no es fe en Dios. La fe significa, que ya sea que estoy visiblemente libre o no, me aferraré al hecho de que Dios es amor. Hay algunas cosas que solo se aprenden en un horno ardiente.—Oswald Chambers in Run Today’s Race (Corre la Carrera de Hoy).

 

©2014 Dan York ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)