Religión

Cuando entré la palabra religión en el buscador Google, entregó 17,400,000opciones. Si supusiera que el quince por ciento de esas fueran repeticiones, si pasara sólo cinco segundos visitando cada sitio sin descansar, ¡tomaría 51,354 días (más de 140 años) para visitarlos! A veces me pregunto si todos tienen el mismo sentido cuando se tratan del tema. Todo el mundo tiene una opinión sobre la religión, ¿pero quién tiene razón?

 

La palabra religión ocurre cinco veces en el Nuevo Testamento y viene de tres distintas palabras griegas. Las primeras dos apariencias tienen que ver con las enseñanzas del judaísmo. La tercera se refiere a la aplicación práctica por las viudas quien siguen a Jesucristo. También tenemos los últimos dos casos en el libro de Santiago:

Si alguien se cree religioso pero no le pone freno a su lengua, se engaña a sí mismo, y su religión no sirve para nada.  La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es ésta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo. (1:26-27).

En este pasaje se surgen tres verdades impresionantes las cuales muestran implicaciones profundas.

Verdad #1. Sin corrupción – ¡ésta es una meta prístina a la cual aspirar!

Verdad #2. Dios espera que cuidemos a los con necesidad y dolor.

Verdad #3. ¡La religión que no produce habla devota no vale nada!

 

¿A quién conoce Ud. que no tiene la mancha del pecado?  Santiago escribió, “¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios” (4:4). ¿A quién conoce que es completamente abnegado? “Hacen muy bien si de veras cumplen la ley suprema de la Escritura: ‘Ama a tu prójimo como a ti mismo’; pero si muestran algún favoritismo, pecan y son culpables, pues la misma ley los acusa de ser transgresores” (2:8,9). ¿A quién conoce que habla sin error?“…pero nadie puede domar la lengua. Es un mal irrefrenable, lleno de veneno mortal”(3:8). Por eso, ninguna religión creada por los humanos es capaz llenar los requisitos de Dios.

 

La bondad sin Dios es como semillas sin agua.  Cualquier definición de la religión que pide nuestros logros para tener éxito es mortalmente defectiva si hay un Dios y la Biblia es correcta en presentar sus normas.  Esto es lo que hace el cristianismo distinto de toda otra religión. Sólo Jesús es capaz de entregar lo que Dios acepta. Trata de salvarnos pero con el fundamento de nuestra relación con Él, no nuestro mérito. “Su divino poder, al darnos el conocimiento de aquel que nos llamó por su propia gloria y potencia, nos ha concedido todas las cosas que necesitamos para vivir como Dios manda”(2 Pedro 1:3). Cuando Lo veneramos y amamos, obedeciendo el guía de Su Espíritu Santo, nuestras vidas revelan el sello de la vida eterna que viene de una existencia temporal adornada con propósito; una esperanza que sobrepasa el dolor y sufrimiento; y gozo inextinguible e inspirador. La manera en que definimos la religión revela lo que sabemos de Cristo.

 

Inspiración

Cuando ponemos la teología o un plan de salvación o cualquier tipo de explicación antes de una relación personal con Dios, partimos de lo Bíblico porque la religión en la Biblia no es la fe en el reino de Dios, sino la fe en el Dios quien reina. – Oswald Chambers en Shade of His Hand.

 

©2004 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Rencor

{El escenario: Un día cálido, en el desierto, fuera de la tienda de campaña Miriam y Aarón conversan con intensidad. Me pregunto si Números 12: 1, 2pasó así}

Miriam—A mí nunca me he gustado su esposa.

Aarón—A mí tampoco. No es una de nosotros. Es egipcia. Dios nos dijo que no nos casáramos con estranjeras.

Miriam—¿Por qué siempre está encargado de todo Moisés? Dios habla por nosotros también. Moisés tiene demasiada autoridad. . .

 

Pues bien, dos personas que hubieran sabido mejor tenían rencor contra su propio hermano. Al fin de Números 12:2 hay seis palabras importantes—Y el Señor oyó sus murmuraciones.

 

El rencor es como el musgo verde en los tejados grises. Los tejados reciben el agua de resentimiento por el musgo y lentamente crecen comprometiendo la habilidad de proteger la casa cuando llueve. El rencor tiene cuatro elementos—pensamientos negativos, el juzgar, el quejar y el egoísmo. El rencor nos cuesta mucho. Primero, rompe la ley de Dios que nos sujeta bajo Su juicio. Segundo, impide Su voluntad por hacer daño al compañerismo y al ministerio. Tercero, afecta nuestra actitud quitando nuestra energía espiritual y física.

 

Si tienes rencor, no crecerás a ser la persona que Dios quiere que seas. No dejas que el resentimiento te impida del gozo que puedes tener por el amor de Dios. Si Dios resintiera, no conoceríamos a Jesucristo. Nuestro Padre perfecto no tenía que sacrificar a Su Hijo por los pecadores. A pesar de todo,  por sumisericordia:

 

No sostiene para siempre su querella ni guarda rencor eternamente. No nos trata conforme a nuestros pecados ni nos paga según nuestras maldades. Tan grande es su amor por lo que le temen como alto es el cielo sobre la tierra. Tan lejos de nosotros echó nuestras transgresiones como lejos del oriente está el occidente. (Salmos 103:9-12)

 

¡Si pudiéramos aprender de Su ejemplo! El Señor nos escucha—¿qué decimos?

 

Meditación

Levítico 19:18—No seas vengativo con tu prójimo, ni le guardes rencor. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor.

 

Marcos 11:25—Y cuando estén orando, si tienen algo contra alguien, perdónenlo, para que también su Padre que está en el cielo les perdone a ustedes sus pecados.

 

Santiago 5:9—No se quejen unos a otros, hermanos, para que no sean juzgados. ¡El juez ya está a la puerta!

 

Inspiración

Si tienes algo contra alguien, se impide el comprendimiento de Dios desde el primer momento.—Oswald Chambers en Run Today’s Race

 

©2003 Daniel York ARR.  Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

 

El mundo

Meditación

Santiago 4:4—¡Oh, almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Estoy seguro que a los que leían esas palabras, se les ofendían las palabras fuertes de Santiago. Si alguien me pronunciara adúltero, seguramente yo me sentiría ofendido. Entonces ¿que quiere Santiago que compredamos?

Primero, cuando la Bibla habla del mundo, habla de la sociedad humana y sus influencias malas (vea 1:27). Santiago les reprende a los lectores por su infidelidad a Dios por abrazar las costumbres de una civilización corrompida.

Segundo, debemos recordar que the Biblia enseña que Dios es celoso. Moisés escribió, “Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es” (Exodo 34:14). Los celos indican la profundidad del amor. ¿Qué pasaría si a Dios no le importaran nuestros valores ni amistades? Nos trataría caprichosamente y a él no le importara nuesta condenación. Si aceptara nuestro natural y nuestros sistemas corrompidos, su santidad sería irreverente y su amor nunca hubiera sufrido el sacrificio de Jesús.

En el libro,  Gold Fears No Fire, escribe Ralph Toliver acerca de una famila cristiana de China que sufrió mucha persecución en China comunista. Las autoridades determinaron probar que su sabiduría propia negó las necesidad de una deidad fuera de moda. Lo más que el gobierno trató de destruir el cristianismo, lo más que floreció. Un cristiano chino comprende que la amistad con el mundo es lo mismo que odiar a Dios. Pues, ¿y qué de los que viven donde solo hay oposición a Dios sútil?

Esto es lo que pasa a cristianos que les gusta lo que ofrece el mundo. Lentamente la vida buena nos entorpece. Nos preocupamos más de lo que piensa la gente en vez de lo que Dios nos manda hacer. La manera de cómo nos aparecemos reemplace quienes somos. Nos ocupamos del mundo en vez de adorar a Dios. Buscamos la felicidad sin saber la razón que algo nos robó el gozo. Buscamos la culpa en otros y evitamos nuestra propia responsabilidad. Ahora, ¿puedes ver la razón que Santiago se preocupaba? Necesitamos reconocer todo esto y arrepentirnos para encontrar otra vez nuestro anhelo para Dios y para recibir las bendiciones que El da a su pueblo fiel. No hay paz donde se traiciona al amor.

Inspiración

El mundo es una red en que lo más nos agitamos, lo más nos enredamos. —Proverbio.

Si dentro de cada uno, encontramos nada que nos gobierna sucumbimos a lo que está alrededor de nosotros.—P.T. Forsyth

©2002 Daniel York ARR.  Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Red http://www.firstcause.org  Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Quítate la corbata

El Dr. Jerry White comparte una historia inspiradora en su libro Rules To Live By (Reglas para vivir). Un joven teniente olvidó ponerse la corbata con su uniforme de gala el día que tenía que reportarse a un general. Como no tenía tiempo suficiente para regresar a casa, se abotonó el impermeable hasta arriba y así se presentó a la reunión. Cuando el general le preguntó por qué estaba usando su impermeable, el joven tuvo que admitir que había olvidado ponerse la corbata. Entonces, el general le dijo que se quite el impermeable y luego les pidió a todos los presentes que se quiten la corbata. [1]

Me puedo identificar con el teniente porque en una situación similar, olvidé colocar mi identificación en el uniforme de gala. Afortunadamente, en mi oficina yo tenía una placa “antigua” de la marina que coloqué en mi camisa. Superé mi error solo porque la gente pensó que era gracioso (todos estaban en el ejército).

 

Meditación

Santiago 3:13-¿Quién es sabio y entendido entre ustedes? Que lo demuestre con su buena conducta, mediante obras hechas con la humildad que le da su sabiduría.

Sospecho que hay muchos líderes que no han ejercitado la amabilidad e inteligencia del general en la historia de Jerry. Él enseñó a todos en la habitación una lección de cómo suavizar la situación a alguien incómodo. En lugar de tomar el camino más fácil de la crítica y sarcasmo y recrearse con alguna forma de corrección, escogió la cima más alta y cubrió su bandera con sabiduría.

Proverbios 13:20 dice, “El que con sabios anda, sabio se vuelve; el que con necios se junta, saldrá mal parado.” Hay mucho que aprender de aquello que nos hace mejores cuando caminamos con sabios. Las personas prudentes buscan formas de levantar a otros. Los sabios eligen servir antes que enseñorearse sobre otros. Los líderes perceptivos saben que la amabilidad genera una fuerte lealtad mientras que la ira produce rebelión. Qué maravilloso debe haber sido caminar con Jesús por tres años. ¡Queda claro cómo once personas con todas sus debilidades transformaron el mundo!

 

Inspiración

La gente anhela seguir a un líder que es una persona de integridad, autenticidad y compasión. A aquella persona le seguirá la lealtad y la confianza de su gente. –Dr. Kevin Leman y William Pentak en A la manera de un Pastor.

 

 

1 Jerry White, Rules to Live By, Colorado Springs: NavPress, ©2010, ps 112,113

 

 

©2013 Daniel York  ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

 

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)