El corazón está donde está el hogar (Fawn Stephens)

Estamos en California para pasar los últimos días de vida de mi suegro. De hecho todavía no ha sido promovido al cielo pero le han dado solo unas semanas de vida. Mi esposo está cuidando de él hasta que Jesús lo lleve a Su hogar, o sea sanado aquí en la tierra – lo primero que suceda. Llegamos de Nueva York, a donde recientemente nos habíamos mudado de Oregon, en nuestro camino a Suiza y luego a Indonesia.

¿Mareado? Yo también

Siempre me ha encantado viajar – nunca me he sentido mal con los viajes de ida y venida. De hecho tengo una extraña afinidad con los aeropuertos y los hoteles. Aún los autos rentados son emocionantes para mí. Raro, lo sé. Pero, esa soy yo.

Nuestra familia ha estado mudándose en los últimos tres años. Hasta hemos vivido en una casa rodante durante un par de estos años así que podíamos llevar nuestro ‘hogar’ con nosotros. Hemos volado en el avión de un amigo ida y vuelta, y manejado todo tipo de transporte público imaginable mientras nos quedábamos en todas las cadenas principales de hoteles.

Solo este año hemos dormido en 35 hogares diferentes (adicionalmente a los hoteles). No me malinterpreten – ha sido maravilloso. El cuerpo de Cristo es verdaderamente una cosa milagrosa, la forma en que el Espíritu Santo nos une y provee relaciones instantáneas. Nuestra familia aquí en los Estados Unidos se ha triplicado.

En la medianoche de un martes en California, todo ese viaje me alcanzó. Exhausta, y mentalmente agotada, me quedé en mis pijamas mirando un confortable con cobertor de lunares. Era la tercera noche en el hogar de personas que acababa de conocer – maravillosas, gente amorosa experta en hacer que los recién llegados se sientan en casa. Pero, cuando intenté ir a la cama, no pude recordar cuál era mi lado.

Como no podía recordar dónde había dormido las dos noches anteriores, pensé, “Bueno, ¿de qué lado duermo cuando estoy en mi hogar?” Hogar… hogar… ¿dónde está mi hogar? Cuando no pude recordar dónde vivimos, supe que había un problema. Se supones que debes ser capaz de recordar dónde vives ¿no? Después de hacer un poco de memoria, pude finalmente pensar en cómo se ve nuestro hogar actual y qué lado de la cama debía ser el mío.

Sintiéndome bastante mareada después de todo eso, cayó una pequeña lágrima y oré, “Señor, sé Tú lo que sea que necesito ahora. Ni siquiera estoy segura de lo que es… pero, por favor ten compasión de mí y sostenme firme. Siento como si estuviera flotando, sin hogar.”

Luego rápidamente me quedé dormida.

Al siguiente día, Dios me tuvo compasión y me recordó en Su Palabra cuánto Él me ama cuando me llevó directamente a Juan 14:23.

Le contestó Jesús: El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra viviendo en él.

Jesús en mí es mi hogar. Dios viviendo en mi corazón es mi hogar. Esto significa que puedo llevar mi hogar dondequiera que vaya. No siquiera tengo que engancharlo como la casa rodante. Con esta perspectiva ligeramente diferente, tengo paz de saber que mi hogar es dondequiera que estoy, porque donde yo estoy, mi Padre, mi Salvador, y mi Ayudador están allí conmigo.

[Esto me recuerda un artículo que hace bastante tiempo una esposa misionera de Helimission me dio llamado “The Irony of the Snail” (“La ironía del caracol”).

 

 

©2014 Fawn Stephens ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)

Testimonio

Por lo menos doce veces, Bryan que tiene 17 años, compartió su testimonio en la India. Su historia de cómo Dios milagrosamente curó su tumor incurable del cerebro era un testimonio poderoso del poder de Dios. Su dedicación para servir a Dios les animó a todos que lo oyeron. Bryan reforzó lo que siempre he creído que la manera más eficaz de compartir el evangelio es compartir nuestra propia historia.

 

Si conoces a Jesucristo como el Salvador y el Señor, también tu tienes una historia única, o sea un testimonio de la autenticidad de Dios en tu vida. Mucha gente no quiere recibir un folleto del evangelio ni oírte explicar el cristianismo, pero hay pocos que son tan mal educados que rechazan tu propia historia. La manera más creíble para compartir Jesús es compartir lo que El significa para ti, lo que El te ha hecho y lo que El te hace para cambiar tu vida. Increíble, ¿no? Le hablamos con gusto a un desconocido sobre una medicina nueva que nos hace sentir mejor. Felizmente compartimos una receta o anunciamos un producto en liquidación. Pero cuando viene el momento de hablar de El que nos da esperanza, significado y dirección de repente tenemos miedo de hablar por no querer ofender a la otra persona. Hay muchos muriéndose por todo el mundo sin tener la Verdad. Nosotros tenemos la responsabilidad para decirles la verdad. El apóstol Pablo escribió, “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego(Romanos 1:16). Hermanos, Uds. han experimentado el mismo poder de lo que Pablo proclamó; Dios también les ha salvado y les ha proveído, por eso ¡proclámenlo!

 

Meditación

Juan 19:35—Y el que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero; y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis. 1 Juan 5:10—El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo.

 

Aquí hay una guía simple que me ha ayudado:

Cómo compartir tu testimonio

  1. Ora y pide sabiduría y dirección de Dios mientras escribes tu testimonio.            (Santiago 1:5,6).
  2. Usa un bosquejo sencillo:
  • ¿Cómo era tu vida antes de conocer a Jesucristo?.
  • ¿Cómo llegaste a conocerlo y tener una amistad con El—¡seas específico!
  • ¿Cómo es tu vida después de conocerlo? ¿Qué cambios ha hecho en ti?¿Cómo te lo relacionas ahora?
  1. Seas sincero y honesto buscando oportunidades de compartir. Es bueno tener una introducción de interés, por ejemplo, “¿Puedo hablarte del asunto más increíble            de mi vida?”
  2. Escribe en una manera que deja que los otros se sientan que pueden comprendertus experiencias pasadas y presentes. Enfoca en cómollegaste a ser cristiano, no          solamente que es bueno ser cristiano.
  3. Da énfasis a la gracia y misericordia de Dios. El propósito del testimonio esdirigirles a otros a Jesucristo. La Verdad de Dios es más importante que nuestras experiencias. Es importante que comprendan que la fe se basa en la historia y la autenticidad de Cristo y nuestras vidas reflejan esta verdad. Nuestros sentimientos son importantes y deben ser compartidos para dar énfasis a la Palabra que define lo que es ser perdido y que se necesita salvación.(Juan 3:16; Romanos 3:23, 6:23, 10:9,10).
  4. Practica tu testimonio con alguien que puede darte sugerencias del estilo, laclaridad y el contenido. Memoriza y practica hasta que sea natural.
  5. Compartir con emoción en el poder del Espíritu Santo—1 Co.2:4,5.Comparte y      termina con una conclusión ponderosa. Un buen testimonio es como un buen     aperitivo que estimula el apetito para tener más. Tal vez la persona que escucha            va a querer más información o tal vez no, pero ni modo, lo importante es que tu          seas fiel y que redimas la oportunidad de compartir.

 

Evita lo siguiente:

  1. No le obligues a que nadie que escuche tu testimonio. No discutas ni le presiones que la otra persona haga una decisión para Cristo. Es el Espíritu Santo que los             atrae a los otros y no tú.
  2. Evita palabras específicamente cristianas en lo que dices.
  3. No hables tanto que le aburres a la otra persona. Evita peculiaridades como jugar con monedas en tu bolsillo o rascarse.
  4. No des énfasis de los pecados que habías hecho antes de convertirse porque la persona que te escucha tal vez pensará que él no es tan malo como tú y no            necesita un salvador.
  5. No enfatices denominaciones de iglesias ni organizaciones religiosas. No criticas otras personas ni grupos. Enfatiza a Cristo, nada o nadie más. La salvación viene por El y no por cierto grupo.
  6. No dejes la impresión que la vida cristiana es fácil o sin luchas.

 

Inspiración

Se puede presentar cualquier cosa eficazmente con buena organización. Un testimonio bien preparado y autorizado por el Espíritu Santo, puede ser de gran efecto en muchas situaciones. Debemos presentar a Cristo en una manera clara y atrayente pero sencillo para que la otra persona lo conozca personalmente.—Campus Crusade for Christ [Cruzada del recinto universitario para Cristo].

 

©2005 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

¡Ve!

Lo que vemos como una tragedia Dios ve como una oportunidad. Uno de los gozos que viene por vivir de la fe es la experiencia que ganamos por ver las cosas increíbles que hace Dios. ¡Oh que fuéramos suficientes valientes para confiar en su dirección!

 

Silas Titus es el director de misiones internacionales para First Cause. Planeó y coordinó el viaje a India y dirigió la comunicación del equipo. Conocí a su familia talentosa y vi con mis propios ojos cómo Dios los usa para su reino. El padre deSilas, el Reverendo Titus Varghese, es evangelista. Titus viaja para compartir el mensaje de Jesús con la gente según Dios lo dirige y le provee.

 

En setiembre de 2001 Dios le dirigió a Nueva York. El 11 de setiembre por la mañana recibió las instrucciones de cómo llegar por el metro a las torres del WorldTrade Center. Debería llegar allí al momento que los edificios comenzaron a derrumbarse por el ataque terrorista. Pero se confundió y por error llegó a otra estación del metro. Este “error” le salvó su vida. Cuando emergió de la estación a las calles arriba, encontró caos y un tremendo jaleo. Entonces se puso en acción.

 

Armado con unos folletos del evangelio que había escrito y un letrero grande, se paró por unas horas proclamando Jesucristo a gente bien confundida que buscaba respuestas. Conoció a hombres y a mujeres de muchas naciones diferentes y les dio palabras de esperanza. Por haber obedecido a su Padre y por salir de su casa en la India, Dios lo usó en una gran manera para proclamar el mensaje de Cristo. Tituscumplió su cita divina.

 

Meditación

Juan 15:16—No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.

 

Muchos de nosotros creemos que Dios no puede usarnos, entonces permanecemos en casa. Buscamos las excusas para no salir de nuestra “zona cómoda” y limitamos que Dios obre por medio de nosotros. Definimos “ministerio” en la manera que queremos nosotros y nos preguntamos por qué tenemos vidas vacías. ¿Estás listo para salir? Dios te puede usar para “hacer una diferencia” en en mundo. No importa si tenga 16 o 89 años, o que seas o negro, o moreno, o blanco, o hombre, o mujer, o rico o pobre.

 

Dices–Estoy débil. Mi capacidad es limitada.

Entonces pídele a Dios que use tu debilidad para su gloria.

 

Dices—Tengo una familia—o –Estoy muy ocupado con mi trabajo.

¿Estás dispuesto para salir? Dios te escogió y te seleccionó para salir y dar fruto. No lo niegues porque las circunstancias parecen prohibidas. Ve porque tu Padre en el cielo es Todopoderoso.

 

Un hombre obedeció y viajó la mitad de la Tierra para que Dios lo posicionara en el lugar exacto al momento exacto. ¿Qué dejes tú que Dios haga contigo? Que dejemos que El encienda una pasión en nuestros corazones para todos los que están perdidos y que estemos listos para ir dondequiera que nos dirija para cualquiera que desee. ¡Ve, ve, ve!

 

Inspiración

Las personas que tienen el “ir” de Dios tienen estas tres características: una experiencia salvadora, la evidencia del poder sobrenatural que obra en su vida, y la prueba espiritual de éxito en oración.—Oswald Chambers en God’s Workmanship

 

©2002 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional semanal deFirst Cause.  Si quisiera recibir los devocionales mande su nombre y su dirección del correo electrónico a: español@firstcause.orgy le ponemos en la lista de distribución. Visite nuestro sitio de la red: http://www.firstcause.org owww.reveration.org.    Se permite sin límites copiar este devocional sin alterar el texto y sin recibir dinero con tal de que incluyas esta noticia de copyright.

 

Salmos 40:3—Puso en mis labios un cántico nuevo, un himno de alabanza a nuestro Dios. Al ver esto, muchos tuvieron miedo y pusieron su confianza en el Señor.

Principios

Me encanta estar con gente que busca un propósito en la vida.  Encuentro quemuchas veces muchos de ellos lidian con preguntas difíciles.  Ellos sinceramentedesean conocer a Dios.  Vez tras vez he encontrado que esta clase de gente no va a laiglesia.  Han tratado.  Asistieron varios diferentes servicios pero se fueronfrustrados.

Tres temas con respecto a sus decepciones sugieren que

  1. La iglesia es impertinente a sus necesidades.
  2. No miran mucha diferencia con la gente que va a la iglesia y a si mismos

(¡Por qué quisiera ser como ellos, si básicamente se comportan igual que yo!)

  1. Ellos no viven los principios cristianos y se sienten juzgados por sus fallas.

 

Dirigiré brevemente este último tema porque parece ser uno que muchos de nosotrosque conocemos a Jesús fallamos de entender. De hecho, yo diría que esto es unmotivo principal por lo cual la iglesia falla de alcanzar nuestra nación con el mensajedel evangelio. Cuándo nosotros llegamos a ser cristianos el Espíritu Santo nos haceconscientes de los pecados que como  no creyentes nos importarían poco. Perosiempre Él hace esto en el propósito de traernos más cerca a nuestro Padre Santo. Elidioma es un ejemplo bueno de esto. Antes que una persona conociera a Jesús, eldecir malas palabras tal vez no era un trato grande. Cuándo Jesús llega a ser Señor, el individuo bajo la convicción santa, limpia su idioma. Ahora él exporta suexperiencia personal como un estándar para apoyar amonestando cualquieraalrededor de él que jura. Los colegas se sienten incómodos y paran de juntarse con el nuevo “fanático.” Ellos no ven a Jesús como un Salvador sino generalmente unpromotor de reglas.  Pero todavía, los creyentes acarician al novato por parársefirme. ¡Entonces él toma su indicación de ellos! Olvida que fue la gracia de Diosque lo alcanzó, él trae la atención a los defectos de personas en vez de a Cristo.Ahora tenemos un problema.

 

Cuando nuestros principios se hacen más importantes que Jesús, perdemos nuestroamor por aquellos que no son salvos.  Juzgamos la pareja convivientes que no estácasada.  En vez de ver la necesidad que tienen de Jesús nos enfocamos en lainmoralidad que viven.  El vecino que prefiere bebidas alcohólicas no nos invita a sucasa porque predicamos contra el alcohol.  Mientras nuestra lista de principioscrece, nuestra tolerancia y nuestros corazones por los que sufren desvanecen. Aunque nuestra intención es buena el mensaje que mostramos es malo.

 

Deberíamos tomar nuestra pista de Jesús. ¿Con quién se juntaba Jesús?  ¿Por quélos perdidos afluían hacia Él?  ¿Podría ser que Él se enfocaba en sus corazones y nosus hábitos?  Los principios no son el problema, nuestras prioridades son elproblema. Es el trabajo del Espíritu Santo de ser convictor.  Es el trabajo de loscristianos de ser luz.  Cuando reservamos el orden nos convertimos en espíritusantos menores y la oscuridad avanza.

 

Meditación

Juan 3:17- Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino parasalvarlo por medio de él.

 

©2003 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Nirvana

Sin duda has oído la expresión que dice que todos los caminos llegan a Dios. Pues, tal vez es una frase sincera y refleja un deseo de no juzgar, pero revela una gran falta de juicio. Para comprender esto solo necesitas visitar la India donde prevalece la religión del hinduismo y donde hay un gran sentido de desesperanza. Ese país, donde hay mucha gente muy inteligente, queda en la pobreza y las enfermedades y se resigna al caos.

 

El contraste entre el hinduismo y el cristianismo es muy obvio así como la luz en la oscuridad. Mientras los hindúes mantienen una perspectiva fatalista, los que siguen a Jesucristo revelan el gozo y una gran esperanza en lo que viene. Los que le aman al Hijo de Dios y eligen hacerle su Señor verdaderamente brillan como luces en la oscuridad. No tienen miedo de la muerte, ni de un sin número de reincarnaciones. No dejan que alguien sufra por su karma, sino que escogen compartir el amor quetranforma y refresca como el agua fría para labios secos.

 

Repetidas veces conocí a crisitanos que creen en el poder de Dios porque han experimentado el curar físico, emocional y espiritual de El. Vi los efectos de gracia en las caras que conocían el sufrimiento. Oré con hindúes ansiados de abrazar aJesus que ofrece la misericordia y la esperanza que no encontraban en sus miles de dioses. Vi a hombres y a mujeres, a jóvenes y a ancianos, que adoran al Dios Todopoderoso de la Biblia.

 

Se comprende más ser ateo que proponer que vale cualquier creencia sobre cualquier dios. No se puede creer en todo sin cometer el suicidio intelectual. Jesús dijo que nadie llega a Dios sino por El (Juan 14:6). Se puede ver la prueba de sus palabras en las vidas de sus discípulos de la Inda. Jesús da sentido a la vida. Al contrario, los que buscan nirvana encuentran la vaciedad. Por rechazar la oferta de Jesús de la salvación el hinduismo proporciona nada sino lo miserable a la vida. Pero no tienes que creerme a mí—ve a ver con tus propios ojos.

 

Meditación

Juan 1:4, 5—En él estaba la vida, y la vida era la luz de la humanidad. Esta luz resplandece y las tinieblas no han podido extinguirla.

Tal vez nunca has experimentado el gozo de vivir una vida libre. Si quisieras conocer a Dios, El lo hace fácil encontrarlo—simplemente admite que eres pecador, confía en Jesucristo, y pídele que te perdone de tus pecados y que sea tu Salvador y Señor. “Así dice la Escritura: <<Todo el que confíe en él no será jamás defraudado.>>… <<todo el que invoque el nombre del Señor será salvo>>”(Romanos 10:11,13).  No es tarde. Puedes tener esperanza. Dios te ama y te ofrece la oportunidad de vivir con El en la gloria para siempre . . . es algo para pensar enreveración.

 

Inspiración

Nirvana es una palabra del lenguaje Sanscrit que significa “soplar.” Es experimentar la vida sin conocer a un Dios personal para convencerle a uno más y más que la vida individual es una ilusión o engaño. Espiritualmente significa que necesitamos perdernos en dios. La Biblia no enseñó esto— Oswald Chambers en Notes on Jeremiah

 

©2002 Daniel York ARR.  Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.orgy se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Red http://www.firstcause.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Elección

Meditación

Juan 6:37, 44 – Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera. Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

 

¿Te parece controversial la idea de la elección? La doctrina de la elección (que Dios selecciona soberanamente a la gente para la salvación) puede parecer injusta. Nos acordamos de cuando éramos niños que los que tenían el poder de decidir eligieron primero a todos los mejores jugadores mientras nos les hicieron caso de los peores. El concepto de la elección (un tema en las Escrituras) es evidente en lo que dijo Jesucristo. Mientras no es posible tratar este tema completamente en un devocional, hay unas verdades que podemos aprender de la palabra de Dios.

 

La elección tiene que ver con el cumplimiento del propósito de Dios según su gusto y su voluntad (Efesios 1:4,5). “pues, no habían aún nacido, ni habían hechos aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama . . .” (Romanos 9:11). “Así que no depende del que quiere, no del que corre, sino de Dios que tiene misericordia” (Romanos 9:16).

 

No comprendemos el propósito de Dios. El ve con ojos eternos, sin límites de tiempo, sin límites de posibilidades y sin debilidades. El es perfectamente poderoso que administra misericordia y gracia según su razonamiento justo. Al otro lado, nosotros que somos la imagen de Dios, sin embargo, elegimos basándonos en nuestro razonamiento y nuestras emociones que provienen de nuestra condición pecadora. “¿Qué, pues, diremos? ¿Que hay injusticia en Dios? En ninguna manera. Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca” (Romanos 9:14-15). Esperamos que un médico no le atienda según los sentimientos de algún enfermo cuyo razonamiento está desacreditado por su enfermedad. Ni tampoco deberemos imponerle a Dios nuestras nociones de justicia que vienen de una condición depravada.

 

Si Dios elige a la gente para la salvación, ¿cómo puede inculparles que no le escuchan? (Romanos 9:19). Pablo contesta esta lógica, “Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así” (Romanos 9:20). Dios como el Autor de la vida escribe misericordia o castigo para cada vida que considera. Solamente El sabe el resultado final de cada persona. Sin embargo, su obra soberana nunca es una justificación para resignarnos. Al contrario a los que insisten que el evangelismo no es necesario porque Dios ya ha predestinado a los que va a salvar, Jesucristo mandó a sus discípulos (y a nosotros por la extensión) que prediquen Su evangelio (Mateo 28:19,20).

 

Pablo obedeció a Jesucristo. Escribió a la iglesia en Roma para que ellos enseñen “. . . que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.” (Romanos 10: 9, 10). Si no se pudiera aplicar esas palabras porque la salvación fuera algo determinado, el evangelio sería un mensaje limitado y un truco cruel. Por lo tanto, concluimos que la elección es maravillosa porque lo administra las manos perfectamente competentes de nuestro amado Padre que sabe que nosotros no sabemos cómo realizar lo que será. Algo para pensar . . . enreveración.

 

Inspiración

Un barco sale de Nueva York para Liverpool. Las autoridades determinaron el destino. No hay nada que puede cambiarlo. Esto es un retrato débil de la soberanía. Hay muchos pasajeros en el barco. No están sujetados por cadenas. Sus actividades no sondeterminados por decreto. Tienen la libertad completa de circular libremente. Comen, duermen, juegan, descansan, leen, hablan, todo así como quieren, pero todo el tiempo el barco los lleva al puerto determinado. La libertad y la soberanía están presentes aquí y estos dos no contradicen. Entonces yo creo que es así con la libertad del ser humano y la soberanía de Dios. El barco del diseño soberano de Dios mantiene su dirección en el mar de la historia. – A.W. Tozer en Knowledge of the Holy

 

©2002 Daniel York ARR. Reveration es el ministerio devocionalde cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Redhttp://www.firstcause.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Hablando de Jesús

Jesús tenía una reunión con sus discípulos en respuesta a sus preguntas sobre cómo debían actuar después que Él retornara al cielo. Él les dijo que necesitaban escribir una declaración de la visión y la misión-esto les ayudaría a mantenerse enfocados. Segundo, sería muy sabio que tuvieran un libro de reglas claras con Sus mandamientos declarados para que las personas supieran qué podían hacer y qué no-mucho más simple y más elegante que lo que enseñaban los fariseos. Tercero, necesitarían tener un formulario de exoneración de impuestos para entregar a los cobradores de impuestos a cambio de sus donaciones. Cuarto, seguramente querrían establecer reuniones regulares-de preferencia los domingos en la mañana para diferenciarse de los judíos que se reunían los sábados. Finalmente, debían llamarse a sí mismos cristianos para que no fuesen confundidos con los idólatras o judíos que rehusaban creer en Él. Puedes leer el diálogo antes mencionado en el libro de Maquinaciones-un manuscrito oculto de las Escrituras recientemente descubierta en Portland, Oregon. (Por supuesto que esto no es cierto).

 

Meditación

Juan 6:35-“Yo soy el pan de vida —declaró Jesús—. El que a mí viene nunca pasará hambre, y el que en mí cree nunca más volverá a tener sed.

 

Carl Medearis escribió un libro que elogio grandemente y recomiendo leer, speaking of Jesus (hablando de Jesús). Lo que hace que sea una gran lectura es la afirmación de Carl de que estamos alejando a las personas de Jesús porque estamos siendo consumidos por el cristianismo. Sondea a diez personas y pregúntales que es lo primero que les viene a la mente cuando escuchan la palabra “Cristianismo” y probablemente escuches adjetivos negativos. Pero si a estas mismas personas les preguntas que piensan sobre Jesús es mucho más probable que te respondan positivamente.

 

Jesús atrajo a las personas hacia Sí mismo. Él aclaró que Él era el elemento esencial que todos necesitaban para encontrar salvación. Entonces ¿por qué usamos tanto tiempo y esfuerzo tratando de reclutar personas para nuestra iglesia o para que se conformen a los estándares adheridos a las Escrituras? Nos pronunciamos en contra de personas atadas a comportamientos que nos ofenden pero dejamos de compartir al Salvador que por lo general se rodeaba de los rechazados. Nos quejamos de los líderes inmorales y de una sociedad en declive sin embargo hacemos a un lado la esperanza que tenemos en Aquel ¡que erradica permanentemente el hambre! Como escribe Carl, “No hay persona en la historia de la humanidad que sostenga una vela a Jesús”. Tal vez deberíamos pasar más tiempo siguiendo y compartiendo a nuestro Salvador que preocupándonos por proteger nuestra religión.

 

Inspiración

Cuando predicamos el cristianismo, tenemos que poseerlo. Cuando predicamos a Jesús, no tenemos que poseer nada. Jesús nos posee. No tenemos que defenderlo.- Carl Medearis in Speaking of Jesus (Hablando de Jesús)

 

©2014 Daniel York  ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

 

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)

 

Salvado por la curiosidad

Meditación

Juan 4:7-9-Poco después, llegó una mujer samaritana a sacar agua, y Jesús le dijo: —Por favor, dame un poco de agua para beber. Él estaba solo en ese momento porque sus discípulos habían ido a la aldea a comprar algo para comer. La mujer se sorprendió, ya que los judíos rechazan todo trato con los samaritanos. Entonces le dijo a Jesús: —Usted es judío, y yo soy una mujer samaritana. ¿Por qué me pide agua para beber?

 

Imagina por un momento si las normas culturales pesaran más que la curiosidad. Cuando Jesús le pidió agua a la mujer samaritana, ella podría haberlo ignorado simplemente porque sabía que Su petición violaba las reglas judías. O pudo haberse quejado o quedado callada porque este Hijo de Hombre era extraño. En lugar de ello, su curiosidad fue tan fuerte que tuvo que hacer la pregunta-que la hubiese vuelto loca no saber.

Usualmente la curiosidad es algo bueno. Nos saca de nuestra comodidad para llevarnos por caminos de exploración. La sed de conocimiento no debería ser apagada por la apatía. ¿Cuántos de nosotros no hemos enloquecido a nuestros padres como esa palabra favorita, “¿por qué?”? O ¿cuántos de nosotros aprendimos de la peor manera a no tocar el fuego? Nuestra naturaleza inquisitiva fomenta el aprendizaje y aquellos a quienes recordamos como nuestros mejores maestros son aquellos que alimentaron nuestro apetito mental.

Sospecho que Jesús disfrutaba romper con tradiciones porque sabía que Sus acciones provocaban preguntas y las preguntas traían vida a aquellos conscientes de estar muriendo. Al preguntar, la mujer samaritana pasó del agua de pozo al agua viva. Su interés fue el medio que Dios usó para traer salvación.

¿Y si dedicamos tiempo para pulir nuestra curiosidad? En vez de adormecer nuestras mentes con rutinas previsibles, deberíamos comprometernos en saber más de nuestros compañeros de trabajo, nuestros vecinos, nuestros enemigos culturales. Quizás debemos hacer más para motivar curiosidad en aquellos que nos rodean. Si nuestras palabras y acciones proviniesen de un deseo bien intencionado de ser como Jesús, encontraríamos una oportunidad para dar razón de la esperanza que tenemos. Un grupo curioso de seguidores de Jesús podría generar algunas preguntas asombrosas en observadores desconcertados. ¿Y si dedicamos tiempo…?

 

Inspiración

La curiosidad en el mundo natural es correcta, no incorrecta, si no somos curiosos intelectuales nunca sabremos nada, Dios nunca alimenta la perez.-Oswald Chambers in The Psychology of Redemption (La Psicología de la Redención).

 

 

 

 

©2014 Daniel York  ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

 

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)

 

En la llanura de la permanencia

El martes viajé a mi cuartel general a prepararme para una semana clave. Al siguiente día entrevistaría junto a tres de mis líderes a cuatro candidatos para elegir a nuestro próximo segundo comandante. Mi actual comandante es excelente-no un gran oficial, pero sí un hombre que será un amigo para toda la vida. Desafortunadamente, también he tenido el desafío de trabajar con ejecutivos ineptos o tóxicos. Así que sabiendo lo vital que es encontrar al líder correcto, no dormí mucho. Cuando me desperté la mañana del miércoles sentí la necesidad de arrodillarme y orar al lado de mi cama pidiendo sabiduría de Dios y Su ayuda divina para hacer nuestra elección. Inmediatamente sentí Su paz.

El proceso de entrevista fue tranquilo y unánimemente seleccionamos a la misma persona. Su condición era excelente y yo dejé mi oficina sintiéndome muy bendecido de que Dios me haya escuchado y respondido a nuestra necesidad.

 

Meditación

Juan 15:7-Si permanecen en mí [habitan vitalmente unidos a mí] y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá.

En la llanura de la permanencia es donde encontramos ganancia. Jesús nos enseña que dos cosas hacen una diferencia esencial en nuestra vida de oración. Primero, tenemos que habitar en Él. En el contexto de Juan 15:1-6 esto significa estar conectado a Él (Su voluntad) así como la rama está conectada a la vid. La Traducción en Lenguaje Actual dice, “se mantienen unidos a mí.” Estamos centrados en el Hijo. Segundo, simultáneamente obedecemos fielmente y aplicamos Sus poderosas y nutritivas palabras. Este proceso dual da como resultado ¡fruto espiritual! No debería sorprendernos que Dios responda a nuestras oraciones porque estamos seguros de tener Su liderazgo y bendición.

“Pidan lo que quieran” no es una licencia para pedir riquezas, poder, fama y éxito en este mundo tal como les gusta enseñar a algunos. Pensar de esta manera es perderse la intención de Dios. Jesús claramente enseñó que la identificación con Él traería sufrimiento y persecución (Mat. 5:10, 11; Lc. 21.12). Pedro, su amigo cercano, escribiría más adelante a creyentes, “alégrense de tener parte en los sufrimientos de Cristo” (1 Pedro 4:13).

Una rama que no da fruto está desprovista de Jesús y encuentra que la oración acaba en preocupación por sí mismo. Una rama anémica cuelga los dichos de Jesús en placas pero descuida la aplicación y se vuelve difícil orar. La tibieza trae el disgusto del cielo y clama por arrepentimiento. Las ramas que dan fruto revelan el néctar de Jesús—santidad y verdad. “Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos” (Juan 15:8). En la llanura de la permanencia; algo para pensar… en reveracción.

 

Pensamiento Inspiracional de Eric & Leslie Ludy

Al aprender a habitar en Cristo y practicar Su presencia, algo asombroso sucede dentro de nosotros—algo que disipa la confusa niebla de la toma de decisiones y aclara nuestro camino. Desarrollamos un instinto santo. Nuestros oídos espirituales empiezan a sintonizar con el susurro del Espíritu de Dios. Nuestros ojos espirituales se abren a Sus huellas de dirección sobre nuestra vida.—Eric & Leslie Ludy en When God Writes Your Life Story (Cuando Dios Escribe la Historia de tu Vida).

 

 

 

©2014 Daniel York  ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

 

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)