Respondiendo correctamente

Cabe y Rhonda están desperdiciando sus vidas. Él es alcohólico y ella una gastadora compulsiva. Cuando se enamoraron, sus debilidades crearon un mal espiral. Rhonda se frustra por las largas horas de trabajo de Cabe así que ella lo interioriza gastando en juergas. Cuando Cabe recibe el estado de cuenta de la tarjeta de crédito se enoja tanto con Rhonda en su interior que sabe que dirá cosas de las cuales se va a arrepentir así que prefiere emborracharse. Desafortunadamente lo que sale de su boca estando borracho es mucho peor. Tristemente, ambos conocen a Dios y reconocen que su comportamiento es inaceptable, pero no están listos para salir de su espiral pronto por la manera como son tratados por otros cristianos.

MEDITACIÓN EN GÁLATAS 6:1

Gálatas 6:1—Hermanos, si alguien es sorprendido en pecado, ustedes que son espirituales deben restaurarlo con una actitud humilde. Pero cuídese cada uno, porque también puede ser tentado.

¿Alguna vez has hecho algo malo solo para sentirte peor por la paliza verbal que recibes de otro cristiano? Probablemente el apóstol Pablo lo haya experimentado cuando él o alguien cercano a su círculo tambaleó e inmediatamente sintió la ira santa de otros creyentes. Ciertamente él era consciente del impacto que su exhortación tuvo en los creyentes de Corinto al disciplinar a uno de sus miembros que había pecado. Él les vuelve a escribir, “Para él es suficiente el castigo que le impuso la mayoría. Más bien debieran perdonarlo y consolarlo para que no sea consumido por la excesiva tristeza.” (2 Co. 2:6-8).

Pablo entendió que un espíritu gentil era primordial para que ocurra la restauración. Esto es verdad por muchas razones. El que corrige puede fácilmente volverse juzgador, insensible y aún “más-santo-de-lo-que-pensó.” Ese tipo de comportamiento puede luego alienar a aquel que está siendo corregido, o puede hacer que él o ella actúen cada vez más a la defensiva.

Pero hay otra razón para ser gentil. Aquel que corrige está parado en las alturas morales y es susceptible de caer en el orgullo por sentirse más justo. Dios sabe muy bien de qué manera nuestro concepto enmascara nuestra propia hipocresía y con qué rapidez podemos reprender a otros solo para tropezar. Jesús, en Mateo 7:4 dijo a Sus oidores, “¿Cómo puedes decirle a tu hermano: ‘Déjame sacarte la astilla del ojo’, cuando ahí tienes una viga en el tuyo?”

Imagina lo que sucedería si los amigos de Cabe y Rhonda les pidieran visitarlos. ¿Qué pasaría si humildemente oraran por ellos y gentilmente les mostraran aquello que puede traerles sanidad? ¿Qué pasaría si ellos escucharan antes de terminar sermoneando? Sospecho que la restauración sería más común si de manera honesta tratáramos a los demás de la manera como queremos ser tratados. Algo para pensar… en reveración

INSPIRACIÓN

La crítica, como la lluvia, debería ser lo suficientemente gentil como para nutrir el crecimiento del hombre sin destruir sus raíces.—Frank A. Clark

Señor, danos la sabiduría para pronunciar palabras que sean gentiles y tiernas, porque puede ser que mañana tengamos que comérnoslas.—Mo Udall

 

©2014 Daniel York  ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

 

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)

Los torcimientos

Ayer se publicó un editorial por David Sarasohn, escritor local, en The Oregonian, que acusó fuertemente al Presidente Bush por haber descrito falsamente la situación en Irak. Se burló del presidente por ignorar la realidad de la vida en Irak como la describe la prensa. ¡¿Por qué creyó el presidente el testigo presencial de los soldados y los hombres de estado en vez de creer las noticias de la televisión?! Porque yo sé mucha información interna de muchos de los acontecimientos en ese país, me voy desanimando por las perspectivas parciales y torcidas de David y de la mayoría de la prensa. Es mal periodismo reportar diariamente el número de losvíctimas y castigar la administración de Bush por cada error e ignorar selectivamente cada desarrollo positivo que ocurre en la reconstrucción de la infraestructura quebrada de Irak. Si la pérdida de las vidas es verdaderamente la preocupación principal de la prensa, ¿por qué no cuentan e imprimen los números de los americanos matados cada día en accidentes de tráfico en los EE.UU.? Si la moralidad es tan importante que se preocupan por semanas sobre los abusos de prisioneros, ¿por qué no hay preocupación sobre los conductores emborrachados o las malas prácticas diarias de los terroristas sin ley? ¿Puede ser que haya principios más profundos? Yo estoy convencido de que la prensa no quiere relatar la información, sino quiere vender la filosofía—malas noticias para todos.

 

Meditación

Gálatas 4:17, 18—Esos que muestran mucho interés por ganárselos a ustedes no abrigan buenas intenciones. Lo que quieren es alejarlos de nosotros para que ustedes se entreguen a ellos. Está bien mostrar interés, con tal de que ese interés sea bien intencionado y constante, y que no se manifieste sólo cuando yo estoy con ustedes.

 

Los torcimientos son una parte de la vida diaria. ¡Bienvenido a la realidad en la tierra! Siempre habrá personas que quieren atraernos a su causa, como similarmente nosotros queremos persuadir que otros piensen como nosotros. Si queremos protegernos de aceptar o propagar las perspectivas torcidas, hay tres cosas claves que necesitamos hacer.

 

  • Primero, tenemos que leer la Palabra de Dios. “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16, 17). Por devotarnos al estudiar y obedecer la Biblia, aprendemos discernir las perspectivas de Dios hacia la vida y el vivir santo.
  • Segundo, tenemos que orar. “Les manda saludos Epafras, que es uno de ustedes. Este siervo de Cristo Jesús está siempre luchando en oración por ustedes, para que, plenamente convencidos, se mantengan firmes, cumpliendo en todo la voluntad de Dios” (Colosenses 4:12). Cuando le hablamos y escuchamos a Dios recibimos su dirección. Muchas veces después de orar miperspectiva hacia las cosas ha cambiado.
  • Tercero, tenemos que guardar nuestros corazones. Como pasamos el tiempo eventualmente define quienes somos y quienes vamos a ser. El torcimiento se alimenta con una dieta secular. “El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna…Los que son de Cristo Jesús han crucificado la naturaleza pecaminosa, con sus pasiones y deseos. Si el Espíritu nos da vida, andemos guiados por el Espíritu” (Gálatas 6:8; 5:24, 25).

¿Te sientes torcido? Quédate con los ojos puestos en Jesús por un balance y una perspectiva celestial.

 

Inspiración

Los torcimientos de incredulidad vienen por los principios que son puestos en el lugar de Cristo Jesús.—Oswald Chambers en Disciples Indeed

 

©2005 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.