Trabajo de equipo

Diecisiete jóvenes soportaron el calor, la humedad y los insectos del campamento de entrenamiento en la Florida. Llegaron de todas partes de EEUU y del Canadá. La mayoría no se conocía, pero todos tenían algo en común. Las reglas eran rigurosas y la disciplina dura. Aún siguieron.

 

Viajaron por avión y por autobús para llegar a Nsongwa y Ngie en Camerún. Al corazón de África llegaron—servidores obedientes de un Padre increíble para compartir el evangelio de Jesucristo. Quince contrajeron malaria y todos soportaron gusanos y parásitos. Mientras algunos estaban enfermos, los otros les cuidaban e hacían sus responsabilidades. Caminaron millas para llevar el evangelio a pueblos remotos. Oraron, cantaron, trabajaron, animaron el uno al otro, y ministraron a desconocidos con una pasión inspirante. Al fin más de 600 personas hicieron decisiones para seguir a Cristo. Hicieron amistades, algunas que van a durar para siempre. ¿Cómo sé todo esto? Mi hija, Sarah, y sus amigas Becky y Naomisacrificaron sus vacaciones de verano para ir a África con Teen Missions. Las tres creen que Dios quiere que sean misioneras. En su providencia Dios les enseñó el valor del trabajo de equipo.

 

Meditación

Colosenses 4:7-14—Todo lo que a mí se refiere, os lo hará saber Tíquico, amado hermano y fiel ministro y consiervo en el Señor, el cual he enviado a vosotros para esto mismo, para que  conozca lo que a vosotros se refiere, y conforte vuestros corazones, con Onésimo, amado y fiel hermano, que es uno de vosotros. Todo lo que acá pasa, os lo harán saber. Aristarco, mi compañero de prisiones, os saluda, y Marcos el sobrino de Bernabé, acerca del cual habéis recibido mandamientos; si fuere a vosotros, recibidle; y Jesús, llamado Justo; que son los únicos de la circuncisión que me ayudan en el reino de Dios, y han sido para mí un consuelo. Os saluda Epafras, el cual es uno de vosotros, siervo de Cristo, siempre rogando encarecidamente por vosotros en sus oraciones, para que estéis firmes, perfectos y completos en todo lo que Dios quiere. Porque de él doy testimonio de que tiene gran solicitud por vosotros, y por los que están en Laodicea, y los que están en Hierápolis. Os saluda Lucas el médico amado, y Demas.

 

En la Biblia, no se usa la palabra “trabajo de equipo.” Pero se usa mucho el concepto. Jesucristo entrenó un equipo y el trabajo de ese equipo cambió el mundo entero. Leemos de los miembros del equipo de Pablo en los versículos arriba de Colosenses. Todos juntos, ellos trabajaron y soportaron persecución y enfermedades. Viajaron como mensajeros de iglesia a iglesia. Salomón escribió que “Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.” (Eclesiastés 4:12)

 

Si el equipo se enfoca en Jesucristo, el trabajo se concentra en Cristo y los resultados son impresionantes. Es muy fácil para cada uno de nosotros concentrarse en si mismo y olvidarse de la importancia de trabajar juntos con nuestros hermanos y hermanas. Hebreos 10:24,25 dice, “Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.”

Algo para pensar…en reverencia.

 

 

©2005 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Los fundamentos

General de división T.K. Moffett andaba para arriba y para abajo delante de los soldados congregados. El jefe nuevo de Mississippí acabó de terminar su primer día comandando la división 104 y decidió compartir con los soldados su filosofía del liderazgo.

#1.       Hacer lo recto.

#2.       Tratar a otros como quieres ser tratado

#3.       Hacer tu mejor.

 

En la ducha la mañana siguiente me di cuenta de que podía recordar cada uno de sus adagios. (¡Normalmente soy afortunado si puedo recordar un punto dentro de unos minutos después del mensaje de cualquier orador!) Reflexión adicional reveló la sabiduría profunda en los preceptos de Moffett.

 

“Hacer lo recto”—estas tres palabras exigen la integridad moral y el conducto honrado.  Me recuerdan de la despedida de Jesucristo a la mujer llevado a Él por cometer adulterio:  Ahora vete, y no vuelvas a pecar” (Juan 8:11b). Implican un avalúo propio del riesgo y que yo obre en una manera segura. Si estoy indeciso de algo o de alguna línea de acción probablemente no debería hacerlo.

 

“Tratar a otros como quieres ser tratado” es una reiteración de la enseñanza de Jesucristo: “Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes”(Mateo 7:12). Estas palabras me desafían que me preocupe por la gente y que cree un ambiente positivo del trabajo. Yo sé lo que me causa dolor. Soy muy bueno en preocuparme de mí mismo. Así que, no hay excusa para maltratar a los demás.

 

“Hacer tu mejor,” dirige la motivación y la actitud. Tienen en cuenta los errores pero insisten en el progreso y un compromiso a la cualidad que procede del corazón. El Apostal Pablo escribió a los efesios, “Sirvan de buena gana, como quien sirve al Señor y no a los hombres” (Efesios 6:7).

 

Confusión es el hijo de la complejidad. A menudo pienso que nos extraviamos porque se nos olvida mantener las cosas sencillas. Se nos olvida lo esencial. Apartamos de obedecer a Dios y de esforzarnos a ser como Su Hijo en nuestra locura de agradarnos a nosotros mismos. Por lo tanto, sacrificamos principios y adquirimos el desorden. Si reglas piadosas forman la fundación de nuestro conducto y sustentan nuestro carácter, entonces Dios y los que nos rodean son honrados. Es algo de que deberíamos pensar…en reverencia.

 

Meditación

Colosenses 3:17—Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.

 

Inspiración

Nosotros que somos cristianos debemos pasar mucho más tiempo pensando en los fundamentos de nuestra religión.—Oswald Chambers en Biblical Ethics (Éticas Bíblicas)

Distorsiones de la creencia vienen porque los principios son puestos en el lugar de Cristo Jesús.—Oswald Chambers en Disciples Indeed (Verdaderamente Discípulos)

 

©2004 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Distracciones

El novio estaba de pie al lado de la novia radiante. Sentado a mi lado, Daniel ponderó el proceso químico que causa que una mujer brille tanto. También había un ambiente vibrante espiritual. Era obvio que Jason y Shelby querían glorificarle a Dios tanto como estar casados. Pero con todo esto, no podía yo prestar atención mientras los dos dijeron sus promesas y votos.

La acompañante más pequeña esperó en frente de la dama de honor.  Por fin caminó regiamente a su puesto dejando caer pétalos de flor al suelo. Sin embargo la ceremonia tardó mucho para la muchachita y era muy difícil quedarse parada. Tiró del vestido. Se rascó. Hizo muecas. Recogió algunos de los pétalos. Le sonrió al público. De su asiento no muy cerca la madre de ella trató de hacerla parar. Qué difícil para mí enfocarme en la ceremonia de los novios. Constantemente quería ver lo que hacía la niña.

Meditación

Colosenses 3:1,2—Si, pues, habéis resuscitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

buscad las cosas de arriba,” El verbo es un mandato continúo. La idea es que sin pausa miramos a lo del cielo (Jesucristo oró, “que venga su reino”).  Nos enfocamos en lo que quiere Cristo lo cual resulta que queremos ser como El. Buscamos una vida santa llena del espíritu que se opone a los deseos pecaminosos del mundo. Negamos ser parte de lo que algún día perece.

Pablo continúe, “Poned la mira en las cosas de arriba,” y ahora el verbo significa algo deferente. Ahora Pablo refiere al temperamento interior. Al combinar los dos versículos, descubrimos que Dios busca acción y actitud que revelan que somos fieles.

Así como la niña me distrajo, el mundo me distrae de Jesucristo. Distracciones son tan comunes que la yerba mala en un jardín. ¿Te distrae facilmente las cosas del mundo? ¡Resolvamos poner los ojos en Jesucristo! ¡Le renovemos nuestro compromiso! Ve lo que pasa cuando lo del cielo te ocupa. Algo para pensar . . . en reveración.

Inspiración

La razón que hay muchas distracciones es por la insubordinación espiritual que rehusa aliarse a Jesucristo y su Palabra.—Oswald Chambers en Run Today’s Race

©2002 Daniel York ARR.  Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Red http://www.firstcause.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

El crecimiento

La primavera es una ilustración espiritual tremenda. Al otro lado de mi ventana los brotes florecen. La hierba crece rápidamente cada día, pero no compara al crecimiento de las hierbas malas. El invierno se acabó. La carrera de las plantas ha empezado y Dios, que consideró que la creación era buena, todavía cuida.

 

Meditación

Colosenses 1:9,10—Por eso, desde el día en que lo supimos no hemos dejado de orar por ustedes. Pedimos que Dios les haga conocer plenamente su voluntad con toda sabiduría y compresión espiritual, para que vivan de manera digna del Señor, agradándole en todo. Esto implica dar fruto en toda buena obra,crecer en el conocimiento de Dios. (NVI)

 

Sería bueno si pudiéramos mantener la primavera espiritual, ¿no? Hay algunas grandes lecciones que podemos aprender con respecto al crecimiento. Primero, como plantas, debemos saber que Dios es Él que nos permite crecer. No podemos crecer por nuestra propia esfuerza ni por el estímulo de los demás. Dios perfectamente hace planes para el sol y la lluvia y la temperatura  para facilitar el crecimiento de las plantas. Los lirios no crecen por si mismos ni por escuchar los ánimos de las piedras. El apóstol Pablo nos recuerda “Así que no cuenta ni el que siembra ni el que riega, sino sólo Dios, quien es el que hace crecer” (1 Corintios 3:7). Si queremos crecer, debemos escuchar y seguir la instrucción y dirección de Dios. Él nos provee su Palabra y su Espíritu para alimentarnos, identificar las amenazas, protegernos de los ataques e instruirnos en evitar el mal.

 

Agrostologistas (los que estudian la hierba) reconocen que hay que destruir la hierba mala o la hierba no puede florecer. Si queremos crecer espiritualmente, tenemos que identificar y arrancar las hierbas malas que toman el lugar de Jesús en nuestros corazones. Las hierbas malas representan el estar ocupado. Lo que constantemente nos impide de pasar tiempo con el Señor en la oración y el estudio de la Biblia prohíbe nuestra habilidad de crecer.

 

Si las hierbas malas representan el estar ocupado, los topos deben de ser nuestros enemigos. Los topos marcan el césped con volcanes en miniatura. He encontrado una manera segura de librarme de ellos. Uso una manga para descubrir sus hoyos en el lodo y rocío los excrementos de los perros en sus túneles. Supongo que no les gusta el aroma y dejan mi césped y van en busca de otro lugar para cavar. Hay muchas personas que estarían felices si nosotros abandonáramos a Dios. Hablan con desprecio de las convicciones, destruyen el carácter y nos tientan con diferentes pecados. Dios nos llama a evitar tales personas. Si queremos crecer tenemos que ponernos el aroma de Cristo. A ellos que no quieren nada que ver con Dios, Cristo huele mal. Pero a nosotros que tenemos hambre espiritual, Él es el olor de la vida (2Cor. 2:14-16).

 

He escrito dos libros sobre el crecimiento espiritual porque es vitalmente importante. Si usted me manda una nota pidiendo I Keep Asking (Sigo pidiendo) yI Pray Also (Oro también) acompañada con una donativo a First Cause para ayudarnos cubrir los gastos de imprimir y de enviar por correo, alegremente le mandaré estos libros. Creo que los encontrará de mucha ayuda y le van a animar mucho. No hay emoción más grande que caminar con nuestro Padre Celestial; no hay gozo más grande que desarrollar un amor más profundo para Él. ¡Algo para pensar…en reverencia!

 

Inspiración

Crecemos espiritualmente por obedecer a Dios por las palabras de Jesús que se hacen espíritu y vida para nosotros y por prestar atención a dónde estamos, no a si crecemos o no.—Oswald Chambers en The Servant as His Lord (El siervo como su Señor)

 

©2004 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

El evangelio

Timoteo se graduó del colegio sin propósito y sin ambición, por eso se inscribió en el ejército. En el lugar de la recepción, el capellán le ofreció una Biblia. Tim se acordó del Nuevo Testamento que su padre recibió durante la Segunda Guerra Mundial, por eso tomó la Biblia para nada más que un recuerdo así como su papá.

 

Tim tenía que ir a Alemania y desafortunadamente para pasar el tiempo allá comenzó usar las drogas y tomar alcohol. Su trabajo era sentarse por seis horas por la noche en la torre de guardia de un sitio de armas nucleares. Durante muchas horas no tenía nada que hacer entonces comenzó preguntarse, “¿Quién soy yo? . . . ¿Qué propósito tengo yo?” Un día mientras estaba en la torre abrió la Biblia y comenzó leerla. Muchas noches se sintió que la Biblia estaba hablándole directamente. Por fin, el día de Navidad de 1971, Tim leyó el plan de la salvación que había en la última página de su Biblia y decidió seguir a Cristo como su Salvador.

 

Tim se involucró en una iglesia y un capellán lo disciplinó en la fe. Después de cumplir su tiempo en el ejército y estudiar en la universidad, sintió una llamada fuerte para servir a Dios. Estudió en un seminario e inscribió otra vez en el ejército, esta vez como capellán. Años después durante unas maniobras militares, se sentó al lado de otro soldado. Era de una noche tan oscura que no se podían ver el uno al otro. El soldado joven dijo que nunca había hablado a un pastor, pero lo escuchó aTim atentamente. Tim le relató cómo Dios había cambiado su vida. Un año despuésTim recibió una carta de ese mismo soldado diciéndole como resultado de la conversación esa noche oscura, recibió a Jesucristo.

 

Meditación

Colosenses 1:6—. . . que ha llegado hasta vosotros, así como a todo el mundo, y lleva fruto y crece también en vosotros, desde el día que oísteis y conocisteis la gracia de Dios en verdad.

 

Tim y catorce oficiales del ejército se reúnen cada día para cumplir los requisitos para la maestría en Estudios Estratégicos Internacionales. Un compañero me habló anoche en un restaurante. El cree que todas las religiones son básicamente iguales y no puede comprender la razón que todas no se llevan bien. Mi oración es que tendré la oportunidad de compartir el evangelio con él. Recordé de Tim y cómo Dios lo transformó por el poder del evangelio. Lo que hizo Dios con Tim, quiere hacer con todo el mundo. El evangelio transforma vidas. Es el mensaje de esperanza que siempre debemos de estar al punto de relatar. Es el mensaje de la Palabra de la Verdad que da a nuestros corazones el latido eterno. Sin esto, no tenemos nada. . . .algo para pensar. . . en reverencia.

 

Inspiración

El evangelio es un regalo para nuestra pobreza, no es un triunfo de nuestrosrecursos.—Oswald Chambers en Approved Unto God (Aprobado para Dios).

 

©2005 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Completo

Del complejo número 301 se puede ver el paisaje ondulado de las colinas de California. A la puesta del sol la vista es maravillosa. Hace varias noches después de la puesta del sol, paré para contemplar una vista que no recuerdabaque había visto antes de la belleza de un roble maduro frente el cielo oscuro azul. Esperaba que ese momento durara. Le di gracias a Dios por su pintura.

 

Me han dicho que cuando llegue la lluvia, el paisaje cambiará a uno muy verde.Ahorita es moreno y seco. Para animar la repisa de la ventana compré seis plantas pequeñas. David, que le gusta trabajar con plantas, las arregló con cuidado en  recipientes con arena, una piedra redonda y una rama torcida. Las suculentas son plantas de hojas carnosas que guardan agua. En mi colección hay varias suculentas que deleitan los ojos con únicas formas y colores. En un mar de arena las suculentas son verdes y sobreviven. Para ellos, el ser completo es la clave de su sobrevivencia. Contienen el agua preciosa y viven donde la mayoría de las plantas va a marchitar y morir.

 

Meditación

 

Colosenses 2:9,10—Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.

 

El que pinta el cielo, que dijo la palabra que creó los árboles y las flores, les ama tanto a Sus seguidores que les llenó con Su Espíritu. ¿Sabes que si en él crees, eres una suculenta? Jesucristo dijo. “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.” (Juan 7:37b, 38).

 

El Espíritu Santo es nuestra plenitud en un mundo vacío. El es El Agua Viva que corre en nosotros y nos hace un verde vibrante, vivos en Su amor. La plenitud llega por la fe y recompensa la esperanza con la presencia eterna de Dios. Por la gracia divina, la plenitud nos transforma únicamente para la gloria del Padre. Produciremos fruto si nuestras vidas son alimentadas por beber Su Palabra. Hemos hecho completos por Cristo y por eso tenemos que ser agradecidos.

 

Las plantas en la repisa de la ventana cuchichean una parábola. Las suculentas no temen del calor, testifican de su fuente de vida y se extienden sus brazos en espera del regreso de Cristo. La plenitud. . . ríos de agua viva corriendo en nosotros. . . algo para pensar. . . en reverencia.

 

 

©2003 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.