La persecución

Mahesh y Seetha Gopal* se criaron en familias hindúes. Se casaron y operaron un negocio exitoso pero sus vidas no tenían propósito hasta que conocieron a Cristo. Cuando decidieron seguir a Jesús encontraron mucha persecución de sus parientes y compatriotas. Eventualmente, se mudaron a Wayanad, una ciudad en el campo montuoso del norte de Kerala. Compraron una porción de terreno y construyeron una casa. Seetha preguntó a sus nuevos vecinos si podían sacar agua de su pozo hasta que tuvieran bastante dinero para cavar su propio pozo. Pero rehusaron compartir con ella porque ella y su esposo eran cristianos. Así que, cada día losGopals tenían que caminar dos millas solamente para recoger agua.

 

Por fin el tiempo llegó en que tuvieron los recursos para cavar su propio pozo. Es sorprendente que no tuvieran que cavar muy profundo para encontrar agua; su agua rebosó. Pero pronto después de que ellos habían obtenido el agua, Wayanad pasó por un tiempo largo de sequía y los pozos de los vecinos se acabaron. La única fuente de agua del pueblo ahora pertenecía a ellos. Mahesh y Seetha afablemente compartieron con todos sus vecinos el agua que Dios les había proveído. Ministraron con amabilidad a la gente misma que les había maltratado. Hoy, su pozo continuamente rebosa dando un testimonio amplio del Agua Viviente, Él que vio su necesidad y benignamente respondió.

 

Meditación

2 Corintios 12:10—Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

 

La razón que tememos la persecución es que fijamos la vista en lo que deseamos en vez de lo que desea Dios. Abrazamos el poder porque la vulnerabilidad trae consigo el sacrificio. Nos encanta la adoración porque nos hincha el orgullo en vez de derribarlo, como lo hace los insultos. Escogemos el camino fácil porque las dificultades resultan en penalidades. ¿Pero cómo puede Dios obrar en nuestras vidas cuando estamos fuertes y no pensamos que lo necesitamos? En el campo entrenador de la persecución, el Apostal Pablo creció muy fuerte. Entendía que las debilidades le esforzaron que dependiera de Dios y así se le hicieron fuerte. Que sea así con nosotros.

 

Nuestro Padre sabe cuánto podemos soportar, pero ¿vamos a aceptar la autoridad de Dios sobre nuestras vidas? Muchas veces lo que hace que nuestra luz brille a un mundo escéptico es nuestra complacencia de soportar la persecución por la causa del evangelio. Es por las aflicciones que Dios profundiza nuestra dependencia de Él. Así que no tema la consecuencia. ¡El Mismo que hace brotar el agua en Wayanad en el pozo de sus hijos perseguidos quiere hacer brotar su amor en usted!

 

Inspiración

La gente no es perseguida por vivir una vida santa; es la confesión de Jesucristo que trae la persecución.—Oswald Chambers en Approved Unto God (Aprobado Para Dios)

 

*No son nombres verdaderos, aunque la historia sí es verdadera.

 

©2005 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

La reconciliación

Ricardo jugaba en mi liga del fútbol hace muchos años. Yo no lo había visto desde hace unos cinco años. Así que me sorprendió el domingo en que recibí una llamada del funerario informándome de que él había muerto y que me había designado como el ministro.

 

Cinco días después empecé su servicio funeral con compartir el Salmo 139 y el hecho de que Dios conoció a Ricardo y que lo había creado cariñosamente y había deseado tener una relación con él. No pude dar ningún ánimo respeto a su situación eterna ni pude aliviar los temores secretos de ellos que pensaban en su destino. Pero compartí el evangelio y la necesidad poderosa de que cada persona conociera a Cristo Jesús, el único capaz de perdonarnos de nuestros pecados y proveernos la vida eterna. Mis comentarios fueron un contraste distinto de lo demás del servicio.

 

Más de uno de los amigos y la familia de Ricardo hablaron del humor de Ricardo, su habilidad como artista, y su amor para la vida. No había ninguna mención de las cosas espirituales. Su humor vulgar se hizo el himno en un intento fútil de mitigar la pesadumbre entre un mar de sufrimiento. Salí de ese lugar muy triste por ver tanta gente buscando la paz en todos los lugares equivocados.

 

Hoy en ese Día Nacional de la Oración, yo me paraba al lado del sepulcro de Ricardo y oraba por la familia y los amigos juntados en ese cementerio. Sentí que el Espíritu Santo insistía que yo hiciera algo que nunca había hecho durante un servicio funeral. Invité a cualquiera que tenía dolor que viniera y que se sentara en una de las nueve sillas vacantes cerca del ataúd plateado, para que yo orara por ellos. Cada silla se llenó rápidamente. Entonces invité a ellos que quedaban de pie que vinieran y pusieran sus manos en los sentados y que se pusieran de acuerdo conmigo mientras yo orara. Fueron algunos momentos conmovedores. Salí de ese lugar animado por el hecho de que las personas heridas reconocieron su necesidad de Dios públicamente. El sentido de ser inadecuado que me había molestado el corazón la semana anterior fue reemplazado con un sentido de gratitud que Dios me había dado otra oportunidad de compartir su amor.

 

Esa noche muchas congregaciones en nuestra ciudad fueron invitadas para reunirse para la oración. Pero no había ninguna muchedumbre. Un pequeño grupo de unas treinta personas, la mayoría pastores, vino para orar. Alguien notó que el último episodio de Friends en la televisión había atraído a mucha gente. La oración es trabajo y parece que unos pocos de los hijos de Dios están interesados en venir ante Él, a pesar de la realidad que nuestra nación está dividida con una hostilidad aumentando—moralmente y políticamente. Temo que Ricardo esté enterrado en una tierra que huele más a la tierra de Sodoma que al suelo que nuestros antepasados trabajaban hace siglos cuando temían a Dios. Estoy afligido por la profundidad de la necesidad de que nuestra nación se reconcilie con Dios. Me convicta mi propia falta de la oración y la necesidad de un sentido de urgencia más grande para la salvación de mis amigos que no son creyentes. Así que, favor de escucharme mientras comparto lo que yo creo tiene que ocurrir en nuestras vidas si realmente queremos ver nuestra nación volver a Dios.

 

Los siete componentes claves a la reconciliación

  1. La reverencia piadosa—“Por tanto, como sabemos lo que es temer al Señor, tratamos de persuadir a todos, aunque para Dios es evidente lo que somos, y espero que también lo sea para la conciencia de ustedes…”(2 Corintios 5:11,18). Proverbios nos enseña que el temer al Señor es el principio de la sabiduría. La reconciliación con Dios siempre empieza de una fundación de respeto hacia Él. Cuando tememos a Dios, entendemos su corazón hacia los demás.
  2. La humildad—5:12. Los cristianos orgullosos sienten muy poca necesidad de asociarse con los demás e impiden a los que no son creyentes. Los hijos humildes de Dios atraen a los perdidos a Él.
  3. El amor de Cristo—5:14. Jesucristo murió para llevar la gente a sí mismo. Lo que dio el incentivo a su sacrificio fue el amor. Si no amamos a las personas, ¿cómo pueden ver a Cristo en nosotros?
  4. La abnegación—5:15. A menos que negamos los deseos de nuestra carne y obedecemos la voluntad de Dios para nuestras vidas, no podemos ser eficaces en ayudar a las personas encontrar a Dios. Cristo no vino para llevar una corona terrenal. Servía a su Padre. En igual manera, ¡debemos servirle a Él!
  5. El discernimiento espiritual—5:16. Si decidimos a quien aceptamos y ayudamos según los estándares de este mundo, fracasamos porque este mundo no sabe ver el corazón—sólo Dios ve dentro de nosotros, así que necesitamos discernir la dirección de su Espíritu.
  6. La aceptación—5:19. Si Dios no tiene en cuenta los pecados de los hombres, sino les ofrece la gracia por Jesucristo, ¿quiénes somos nosotros para excluir a las personas para juzgarlas? La reconciliación requiere la gracia.
  7. La aplicación de nuestro llamamiento—“Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación… Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: “En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios.” Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en él recibiéramos la justicia de Dios” (5:18,20,21).

 

El diablo guía nuestro mundo; no lo guía hacia el cielo, pero el mundo todavía está desesperado por saber la verdad. Dios nos ha llamado a sí mismo no para que pudiéramos irnos felizmente al cielo sin preocupación para los perdidos. ¿Estás dispuesto ser un ministro de la reconciliación? Algo para pensar…en reverencia.

 

©2004 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

El matrimonio – La resolución de conflictos

Julia me sonrió pero no pudo esconder el dolor interior que vi en sus ojos. En sus cinco años con Curt, él todavía no le había dado flores. Ella le indicaría vagamente su deseo. Una vez, le habló de la razón que su padre le había dado plantas especiales a su madre. Pero Curt, un hombre práctico, imaginó ramos marchitados y concluyó que no quería gastar dinero en algo que no permanecería. Curt no entendió que el problema verdadero no era las flores.

 

Una vez alguien dijo, “Algunos matrimonios se hacen en el cielo, pero todos se deben mantener en la tierra.” ¿Cómo mejoramos la relación con el uno que queremos cuando vemos las cosas tan diferentes? Aunque el verso siguiente no se dirige a las parejas, el principio que el apostal Pablo comparte con los corintios aplica. ¡Busquen la restauración! No acepte la unidad dividida. Resista la tentación de desistir cuando los problemas agitan la paz.

 

Meditación

2 Corintios 13:11–…Busquen su restauración, hagan caso de mi exhortación, sean de un mismo sentir, vivan en paz. Y el Dios de amor y de paz estará con ustedes.

 

Pasos a la Resolución de Conflictos

  1. Identificar correctamente el (los) problema(s). A menudo lo que nos causa resolver inadecuadamente el conflicto es nuestra preocupación con los síntomas en vez de entender el asunto verdadero. Por eso, usamos soluciones impotentes. Curt pensaba que Julia estaba molestada con él porque no le había comprado flores y porque siempre llegaba tarde del trabajo. Se disculpaba y le decía que le amaba, pero su necesidad fue más grande que simplemente oír las palabras. Ella necesitaba saber que él la valoraba, aún más que su trabajo.
  2. Identificar y entender los valores que son los fundamentos del problema. Julia desea tener las muestras palpables del amor de Curt y pasartiempo juntos. Curt defiende gastar sabiamente su dinero y proveer para su familia. Los valores de los dos son importantes y es necesario que los compartan y entiendan. Cuando entendemos los valores del otro, tenemos un aprecio mejor de la razón de nuestras acciones.
  3. Morir a sí mismo. El amor triunfa sobre la frugalidad. Es más importante que Curt aprenda la lengua del amor de Julia que ahorre algún dinero. Por el dolor de ella, él necesita dejar de racionalizar su comportamiento y hacer lo necesario para honrar a ella. Julia necesita estar dispuesta a compartir sus sentimientos verdaderos, aunque la haga vulnerable. Morir a sí mismo requiere poner las necesidades de los demás, sobre las suyas.
  4. Ser de un mismo pensamiento y vivir en paz. Sin la unidad, la paz es vacía y no satisface.
    1. Pedirle a Dios su ayuda en resolver los problemas, recordando que Él siempre está con usted.
    2. Identificar y llegar a un acuerdo de los pasos necesarios para realizar la resolución. Julia no pide que Curt le traiga flores cada semana–¡eso sería caro! Después de hablar ella consiente ser más honesta en expresar la razón que está molestada. Él compromete encontrar maneras más creativas que palabras para demostrar su amor y para pasar más tiempo con ella.
    3. Dar el uno al otro sus opiniones honestas y perseverar en resolver el conflicto.

 

Inspiración

Hay un cuento de un hombre y su esposa que celebraban su aniversario de matrimonio de cincuenta años. Después de pasar casi todo el día con parientes y amigos en una gran fiesta dada en su honor, ya estaban otra vez en la casa. Decidieron, antes de acostarse, tener una merienda de té y pan con mantequilla. Fueron a la cocina, donde el esposo sacó la barra de pan y dio el cantero del pan a su mujer. Y ella reventó, diciendo “Por cincuenta años me has descargado el cantero del pan a mí. No lo aguanto más—esto me muestra falta de cariño y lo que quiero.” Seguía y seguía en estos términos amargos, porque su esposo le había ofrecido ese cantero del pan. El esposo se asombró en absoluto de su andanada. Cuando había terminado, el esposo le dijo a ella calladamente, “Pero es mi rebanada favorita.”—James S. Hewett, Illustrations Unlimited

 

*Personajes ficticios

 

©2004 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Ministerio

En 1725, los Franciscanos establecieron el Convento de Ocopa para evangelizar y civilizar a los tribus de la selva peruana. Ubicado unos 45 minutos de la ciudad de Huancayo en los Andes centrales, el monasterio tiene una biblioteca de más de 25.000 tomos de literatura antigua. En las paredes del edificio espléndido, hay pinturas que tienen más de 200 a 300 años. Es un lugar muy impresivo donde las paredes literalmente parecen exhalar cuentos.

Otro convento construido para las monjas estuvo de muy poca distancia. Ese edificio ya no existe. El Pastor Enrique Nickel nos compartió que unos de los monjes construyeron un túnel de su edificio a él donde vivían las monjas. Muchas de las mujeres se quedaron embarazadas e hicieron abortar. Con el tiempo, la vergüenza y la incapacidad de impedir esa mala conducta causaron la destrucción del convento de las hermanas.

Meditación

2 Corintios 6:3 No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado.

Hoy en día no es muy diferente de lo pasado. Hasta que regrese Jesucristo, todos lucharán con la carne del hombre natural. Tristemente, muchas veces algunas personas no se hacen caso de Cristo porque no pueden conseguir más allá de las acciones venales de los que afirman lealtad a El. Unos clerigoscometen adulterio. Unos tesoreros roban dinero de las cuentas de la iglesia. La hipocresía no se limite a los límites geográficas, a los raciales, a los del color ni a los del credo.

Siempre se explican las razones que causan nuestra inmoralidad. El momento que negamos que Cristo reine en nuestros corazones, somos vulnerables al pecado. De vez en cuando debemos preguntarnos dos preguntas:

  1. ¿Qué anelo?
  2. ¿Estoy dipuesto de negar lo que yo quiero para obedecer a lo que Dios dice?

Cuando nosotros, como los seguidores de Jesucristo, faltamos, resulta muy dañoso. Los que ven los fracasos de los seguidores racionalizan su propia incapacidad de ser santo. Esto fue presisamente la razón que el apóstel Pablo se esforzó mucho para no pecar. No soportó ni pensamiento de un ministerio deshonrado para que no se difame al nombre de Cristo. La solución no es quemar el convento sino ser santo. Debemos, a toda costa, acordarnos que Jesucristo debe ser primero. Si no queremos vivir vidas santas, entonces lo que nos importa no es Dios ni es el sevicio que El nos dio. El mundo está muriendo de ver lo que realmente quiere decir vivir. ¿Qué clase de ministerio vives tú? Oro que primero tú y yo seamos seguidores fieles de Cristo. Esalgo para pensar . . . en reveration.

Inspiración

¿Tengo un ministerio del Señor? Si la respuesta es sí, necesito ser fiel y contar con mi vida para cumplir ese ministerio. Oswald Chambers en My Utmost For His Highest.

©2002 Daniel York ARR. Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Redhttp://www.firstcause.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

El dentista

Manejar por motocicleta en los caminos de India es una experiencia que les encantarán a las personas que les gustan deportes extremos. Imagínate evitando a personas y otros vehículos en los caminos gastados y estrechos donde no hay lugar para errores.  Afortunadamente yo estaba montado en la moto detrás de Dr. KesterFrederick, el único chófer entre cientos que llevaba un casco.

 

Kester es un dentista que le ama mucho Jesús. Me llevó 20 km fuera de la ciudad de Salem en TamilNadu a su clínica en un pueblo rural. Allí, como buen servidor de Cristo, me limpió los dientes. Kester trabaja sólo sin la ayuda de un higienisitadental. Una o dos veces al mes viaja a la clínica rural para ayudar a la gente pobre que no pueden pagar. Ha ayudado a hasta 500 personas en un día.

 

Cuando voy al Perú a fines de febrero de 2003, espero llevar a Kester conmigo por el río  Amazonas. Su destreza y su experiencia van a ser muy útilies en ayudar a la gente. Nuestro primer objetivo es amar a Dios y muchas veces expresamos nuestro amor por ayudar a otros, no solo por hablarles de Jesús que vino para salvarlos. Buscamos oportunidades para servirles para que puedan experimentar Su amor trabajando por nuestras vidas. Nuestro Dios provee las oportunidades fantásticas.

 

Algunos de Uds. que leen esto son dentistas. Es probable que casi todos los leyentes conozcan a un dentista. Si nos pudieran ayudar en obtener herramientas dentales podríamos mandarlas a Kester. Si puedes ayudar, mándame un email adan@firstcause.org. Si le diéramos herramientas a Kester, el podría usar el dinero ahorrado para ayudar a más gente. Cada vez que viaja para ayudar, lo hace sin pago y al costo de su propio negocio. Mientras trabaja, comparte las buenas nuevas de Jesucristo.

 

Meditación

2 Corintios 9:13—En efecto, al recibir esta demostración de servicio, ellos alabarán a Dios por la obediencia con que ustedes acompañan la confesión del evangelio de Cristo, y por su generosa solidaridad con ellos y con todos.

 

¿Estás dispuesto de pedir a Dios cómo te puede usar en tu trabajo, o cualquier que sea tu situación, para adelantar su reino? ¿Cuánto dinero das para invertir en el evangelio? ¿Estás dispuesto para compartir tu tiempo y tu energía sin pago para servir a los que Dios pone en tu camino? ¡Espero que sí! Kester hace una inversión eterna. Dios le bendecirá ricamente en el cielo por lo que hace ahora humildemente en la tierra.

 

Inspiración

Nunca testifiques con tus labios lo que tu vida no puede mostrar.—OswaldChambers en He Shall Glorify Me

©2002 Daniel York ARR.  Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Red http://www.firstcause.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

El desarrollo espiritual

Una compañía, que se llama Bark Blowers, vende todo tipo de cosas necesarias, menos las plantas, para los jardines; arena, tierra, rocas, etcétera. Manejo por esta compañía cada día que estoy en mi pueblo. Ahora su parking es un desastre. Hay tanto lodo que aun sus camiones grandes están en peligro de pegarse. Veintecuatrohoras de lluvia puede causar esto.

 

Hace varios años, los dueños pusieron una base de piedras  para reforzar el parking. Su terreno está en una ciénaga. Después de llover mucho, hay mucha agua que cubre todas las piedras para formar un tipo de “sopa de piedras, lodo y agua.”

 

Meditación

2 Corintios 4:16,17—Por tanto no desfallecemos, antes bien, aunque nuestro hombre exterior va decayendo, sin embargo nuestro hombre interior se renueva de día en día. Pues esta aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación.

 

A veces no importa lo que hago o lo que pienso, no puedo escapar el lodo. Quiero que mi vida sea organizada y sana pero hay circunstancias que causan mucho caos y estrés. Esta semana recibí un horario de uso de unas canchas de fútbol para la liga de adultos que dirigo. Debería recibirlo hace dos meses, sin embargo me llegó muy tarde y hemos perdido siete semanas de poder usarlas y me dieron una excusa muy débil por llegar tarde. Tenía yo que pasar un día entero buscando otras canchas. También encontré otro problema ese mismo día, no podía yo encontrar las direcciones necesarias para poder enviar muchos documentos y mi computadora no funcionaba bien. Teníamos planes para ir a la costa pero dos de nuestros hijos estaban enfermos. Lodo, barro y más lodo dondequiera que vea.

 

Regocijo en semanas así. El desarrollo espiritual no se cumple cuando todo va bien. En un día así, espero una palabra de Dios y solo oigo silencio. Esto me enseña persistir. La oposición, el conflicto, la decepción y el dolor funcionan juntos. Me recuerdan de que no debo fundar mi fe y mi disposición ni en las circunstancias, ni en las acciones y actitudes de otros, sino en El que me da aliento.

 

A veces tenemos que estar pegados en el lodo para que Dios nos enseñe lecciones nuevas. A veces necesitamos quedarnos, sin poder adelantarnos, para recordar que no es nosotros que tenemos el control. Pues, sí, Dios permite a veces sufrimientos o dolores intensos. Lo que nos importa es no perder el ánimo. Si sufres ahorrita, no pierdas la perspectiva. Dios no te ha abandonado, ni no ha dejado de amarte. Lo que permite en tu vida por último te dirige a Su gloria y tu desarrollo espiritual, si confíes en El. Algo para pensar . . . en reveración.

Inspiración

Hay etapas en el desarrollo espiritual cuando Dios nos deja ser torpes y sordos. Una de las misericordias más grandes es tener esos espacios en blanco. La razón es: si recibimos el desarrollo espiritual demasiado rapidamente, no tenemos tiempo para comprenderlo. Si no hay tiempo para comprenderlo, degenerará.—Oswald Chambersen Bringing Sons Into Glory [Traer los hijos a la gloria].

 

©2003 Daniel York ARR.  Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Examen riguroso

Era la una de la mañana cuando el timbre tocó. Me levanté, bajé la escalara, miré por la mirilla y abrí la puerta para un policía joven.

 

“Señor, recibimos una llamada 911 de su residencia.”

 

“¿La llamada era 620-4081?”

 

“Sí, la operadora dijo que todo lo que pudo oír fue estático en el teléfono.”

 

“Lo siento mucho. Este es él segúndo día esta semana (medianoche o más tarde) que ha ocurrido. Mi computadora está apagada y no sé como recibían llamadas.”

 

Acompañé al policía a mi oficina y le enseñé el teléfono culpable.

 

“Bueno, a lo mejor Ud. puede llamar a tu compañía de teléfono y  pedirles verificar esto.”

 

“Sí, lo haré. Siento que haya venido aquí.”

 

“De nada. Espero que pueda dormirse ahora.”

 

Meditación

Lamentaciones 3:40- Hagamos un examen de conciencia y volvamos al camino del Señor.

2 Corintios 13:5- Examínense para ver si están en la fe; pruébense a sí mismos. ¿No se dan cuenta de que Cristo Jesús está en ustedes? ¡A menos que fracasen en la prueba!

 

Llamé “Verizón”, nuestra compañía de teléfono, y les expliqué el problema. Un representante de asistente de cliente me sugirió que la pila de mi móvil fuera débil y entonces había hecho las llamadas. Ella dijo que debiera hacer pruebas durante los días próximos. No me gustó esa opción—no me gustó que la policía recibiera otra llamada falsa alarma a medianoche. Por fin, los técnicos de la compañía hicieron una prueba diagnóstica en la línea del teléfono y al  identificar los problemas, despacharon un técnico. Steve vino y miró el equipo. Me dijo lo siguiente, “Señor, el problema no es con el teléfono, es con nuestra línea. Por alguna razón desconocida, es programada a llamar 911 cuando funciona mal.”

 

“¡Que bueno!,” les dije en tono de burla. “¡En todo caso puedo tener una fiesta para la policía de Tigard que trabaja el turno de la medianoche! ¡Me van conociendo!”

 

“Voy a arreglarlo y cambiar su línea para que esto no ocurra otra vez.” Ojalá queSteve haya hecho lo que dijo que iba a hacer. ¡Alaba al Señor, anoche era quieta! No había problema.

 

Hay algunos problemas que no puedo resolver aunque lo trato muy duro.  Necesito llamar a un experto que puede identificar y arreglar el problema. David oyó, “examíname ¡ponme a prueba! ¡pon a prueba mis pensamientos y mis sentimientos más profundos!”(Salmo 26:2). ¡Que maravillo! Algunas veces, necesito que el Señor me muestre los pecados que no veo o las debilidades que requieren la mano de Dios para arreglarlo todo. El me hizo y si oigo a El siempre tendré Su solución. Una cosa para pensar en….. en reverencia.

 

Inspiración

¿Estamos dispuestos a dejar que Dios nos examine rigurosamente…?–OswaldChambers en “The Servent as His Lord”

 

©2004 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Usando Juan con Juan

Algunas veces la mejor manera de determinar la condición espiritual de una persona es haciendo preguntas indirectas. Mientras esperaba por un carro en el Avis Rental Car de Baltimore, me di cuenta que el nombre del hombre tras el mostrador era Juan. Así que le pregunté, “¿Sabes cuál es mi libro favorito de la Biblia?” Él me miró y con una sonrisa me dijo “No.” Le dije que era el libro de Juan. A lo que respondió diciendo sí, a él también le gustaba Juan. Luego pasó a decirme lo que Mateo, Marcos, Lucas y Juan enfatizaban sobre Jesús en sus relatos. Mientras Juan hacía los arreglos para el alquiler de mi auto, tuvimos un espléndido tiempo de comunión.

Antes de pasar a recoger el carro, Juan, quien era de Kenia, estiró su mano por sobre el mostrador y agarró la mía. En medio de una oficina ocupada, hizo una oración de bendición por mi vida y mi viaje. Luego, los dos nos despedimos, sobrecogidos hasta los huesos por la comunión.

 

MEDITACIÓN EN 2 CORINTIOS 4:5,6

2 Corintios 4:5,6—No nos predicamos a nosotros mismos sino a Jesucristo como Señor; nosotros no somos más que servidores de ustedes por causa de Jesús. Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo brillar su luz en nuestro corazón para que conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rostro de Cristo.

Dios nunca nos llamó a proclamarnos a nosotros mismos. Nos llamó a declarar a Su Hijo. Usar Juan con Juan nos llevó directamente a Jesús. Inmediatamente la luz en ambos corazones resplandeció gloriosamente. Pero, ¿Qué hubiera pasado si Juan no hubiera sido cristiano? Si él no hubiera sabido siquiera de que había un libro de Juan habría indicado que no era un creyente. Entonces, por lo menos hubiera plantado una semilla y le hubiera sugerido que agarrase una Biblia y leyese el increíble relato de alguien que llevaba su nombre, o aún mejor, le hubiera dado el evangelio de Juan.

Las preguntas indirectas son una forma efectiva e inofensiva de saber cuál es la condición espiritual de una persona. Como ninguna otra forma puede servirnos como un medio para despertar la chispa de curiosidad en una persona. ¡La clave es proclamar! Dios no sacrificó a Su Hijo para que pasivamente lo reflexionemos mientras permitimos que el mundo se vaya al infierno. Él cambió nuestras vidas para que podamos compartir la increíble y maravillosa historia de Jesús nuestro Redentor-Salvador. Hay muchas formas de comunicar y el Espíritu Santo es fiel al darnos ideas si le prestamos atención. El resplandor del corazón siempre tiene como propósito revelar la gloria de Dios puesta en servicio a través de la vida obediente, la muerte y la resurrección de Su Hijo. Así que brilla y proclama y observa como Dios te bendice en tu viaje.

 

INSPIRACIÓN DE OSWALD CHAMBERS

Un siervo es aquel que ha renunciado a su derecho a sí mismo para entregárselo al Dios que proclama, un testigo de Jesús, ej., una satisfacción para Jesucristo dondequiera que va.—Oswald Chambers en Studies in the Sermon on the Mount (Estudios en el Sermón del Monte).

 

 

©2014 Daniel York  ARR. Reveracción es el devocional semanal de First Cause. Si quieres recibir estos devocionales envía tu nombre y correo electrónico a dan@firstcause.org y pide ser incluido en la lista de distribución. Permiso para copiar este devocional ilimitadamente sin alterar el texto o beneficiarse económicamente con la única condición de incluir este permiso.

 

Eclesiastés 12:10 – El Maestro se esmeró por encontrar las palabras correctas para expresar las verdades con claridad. (NTV)