Satanás

Cerro de Pasco está situada en los andes centrales del Perú a más de 14.000 pies de altura. Es un lugar inhóspito. Además de la falta de árboles y el terreno desierto, el ambiente de este pueblo minero es opresivo. En la comunidad donde viven los ingenieros, un letrero azul da la bienvenida al señor de las minas. Una tarde, El Pastor Marco, Felipe y dos otros hombres de la iglesia caminaron con nosotros alrededor de la plaza central. Indicaron los bares y nos dijeron de los problemas predominantes de alcohól, de la prostitución, del incesto, de los sacrificios de los animales y del culto de los demonios. Nos dijeron del orgullo entre los habitantes – un machismo que pone los desconocidos en ridículo e impide que las iglesias diferentes sereunan como un cuerpo unido.

Medicación

1 Pedro 5:8-9 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

En un barrio ruinoso, hicimos una pausa para comer con José y su familia. Este hombre humilde había decidido seguir a Cristo. Pero cuando comenzó a asistir a la iglesia una enfermedad rara causó tanto dolor que no podía caminar. Percibimos el trabajo del diablo. Entonces, después de ungir su cabeza con aceite nuestro equipo oró que Dios le sanara. Luego aprendimos que una de las hijas de José luchaba en su relación con Cristo. Aun no ayudó dirigir el culto como estaba acostumbrada. Cuando hablamos con ella, lloró. Compartió que una voz amenazadora le dijo, “Eres mía.” Le explicamos a ella del poder de Cristo y que El la protegería si ella le obedeciera a El. Entonces oramos.

El dolor de los pies de José salió. Su hija se volvió a la iglesia. Experimentamos el trabajo del Espíritu Santo en sanar una familia quebrantada. También nos acordamos otra vez del poder de satanás. Mucha gente se burla de la idea que hay un diablo. Desprecian y ponen en ridículo todo lo que indica que está vivo y tiene la capacidad de hacer daño. La misma Biblia que proclama la realidad de Dios enseña la existencia del diablo. Para decir que es un mito es negar la verdad de las Escrituras. Ignorar el camino de destrucción que causa en las vidas alrededor del mundo es el colmo de la necedad humana.

Nuestro Dios es supremo. Nuestra responsabilidad es confiar en El. No es necesario temer un demonio tras cada mata, pero debemos estar vigilantes. Por seguir a Cristo, atraemos la atención de un angel caído dedicado a combatir contra la voluntad de Dios. Si negamos su habilidad, es posible que encontremos a nuestros pies afligidos por sus planes. Jesucristo mostró a sus discípulos orar, “líbranos del mal” (Mateo 6:13). Espero que ores y te pido que les recuerdes ante Dios a sus hermanos y hermanas que se esfuerzen para servir a Cristo en el campo de batalla de Cerro de Pasco.

Inspiración

Según la Biblia, la esencia del diablo es autoreinar y hay dos grandes fuerzas que luchan, una contra Dios y la otra para Dios. Oswald Chambers enBiblical Ethics.

La botas del diablo no crujen. Un proverbio escosés.

©2002 Daniel York ARR. Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Redhttp://www.firstcause.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

Nuevo

Dos amigos lo drogaron. Empezó con mirar películas mediocres y descender dentro de la pornografía. Sam sentía miserable y trató de racionalizar sus acciones contraun conciencia más brillante. El se sintió atrapado hasta una noche cuando escuchó a su padre, Titos, quien le predicó un mensaje que él había escuchado incontables ocasiones anteriores. En esta tarde de diciembre de 1994,  la palabra del Dios penetró el corazón de Sam. Él sentía el poderoso repleto del Espíritu Santo. Lágrimas llenaron sus ojos y cayeron hacia abajo lavando la vergüenza. Más tarde esa noche el se arrepintió de su pecado y le pidió a Jesús que llegara a ser su señor y salvador. La culpa que persistía fue reemplazada por la paz duradera. El amor llegó y llenó a un joven de 14 años en Trivandrum, India.

 

Meditación

1 Pedro 1:3- Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos.

 

Nueva espiritualidad no es ganada a través de asistencia o afiliación a la Iglesia, es merecida por derecho de nacimiento, heredada por pronunciamiento del Papa o ganada por actos de Dios. Nosotros podemos hacer nuevas resoluciones pero las declaraciones y el desempeño mejorado no inducirán al espíritu santo tomar residencia dentro de nosotros. ¡Aún pecador más intencionado es solamente eso! La transformación espiritual viene a través de la aplicación de la misericordia de Dios. Jesús dijo; “Nadie puede venir a mí a menos que el padre lo haya permitido”(Juan 6:65). “Ningún amonto de determinación me puede dar la nueva vida de Dios. Eso es un regalo; dónde la determinación entra es en permitir la vida nueva trabajar por si misma de acuerdo a los estándares de Cristo.”* La razón por la que tantas personas pierden la gracia de Jesús es que ellos son determinados a ganar el favor de Dios por su propio esfuerzo y en sus propios términos – una imposibilidad. El esfuerzo humano meramente calcifica la naturaleza que Dios aborrece.

 

Para ser nuevo deberá ser arrepentido. La paradoja de la vida espiritual muere al ser. Para Sam eso significaba muerte de mirar películas ilícitas y la terminación de tiempo con jóvenes poco escrupulosos. El remordimiento de Sam era insuficiente para matar su vieja naturaleza. Remordimiento suelta lágrimas por ser atrapado. Puede incluir llorar mientras el resto del cuerpo se compromete en hacer injusticias. El arrepentimiento no puede condenar el arreglo. Requiere el cambio y necesita el poder divino para vencer la naturaleza atada por la suciedad.

Si nosotros permanecemos comprometidos a seguir (obedecer) a Jesús, nuestra nueva naturaleza es preeminente, glorifica a Dios y emite una urgencia que el Padre solía usar para llevar a otros hacia  él mismo. Hoy, Sam irradia novedad. Su pasión para venerar calidece el corazón de aquellos alrededor de él que sienten el espíritu y son dejados con algo para pensar… in reveración.

 

Inspiración

El ponerse del nuevo hombre significa que nosotros no debemos permitir a nuestra vida natural dictar al Hijo de Dios, sino mirar que le damos a él amplia oportunidad para dominar cada rincón de nosotros.- Oswald Chambers en la Psicología de Redención.

*Oswald Chambers en Studies in the Sermon on the Mount

 

©2004 Daniel York ARRReveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, haga clic al botón arriba “recibir.” Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.

La hipocresía

James Hewett, en la obra Illustrations Unlimited, cuenta de un clérigo irlandés que cuando acabó de llegar a Nueva York, decidió  visitar el “Bowery,” un refugio de alcohólicos y otra gente rebelde. Mientras caminaba, de repente sintió un revolver contra sus costillas. Oyó una voz desapacible que le dijo, “¡Oye! ¡Dame todo tu dinero!” Mientras rápidamente regogió su billetera, el ladrón observó el alzacuello. Le rindió la vergüenza y le dijo al clérigo, “Padre, perdóneme. No sabía que era cura. El clero respondió, “Está bien, hijo. Arrepiéntate de tu pecado. Pues, déjame darte un cigarro.” “Oh, no gracias, Padre,” respondió el ladrón, “no fumo durante la cuaresma.”

 

Meditación

1 Pedro 2:1-Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones.

 

El diccionario American Heritage define la hipocresía así: La práctica de profesar creencias, sentimientos, o virtudes que no se posee; la falsedad. Karl Rahner, citado en Wittenburg Door, dijo, “La primera causa del ateísmo es los cristianos. Los que proclaman a Dios con sus bocas y le niegan con su estilo de vida son lo que un mundo incrédulo simplemente encuentra increíble.” Todos conocemos a hipócritas y si somos honestos vemos nuestras propias matices de falsedad.

 

¿Qué es lo que nos causa divertirnos con la carne a costa de caminar santo? La hipocresía tiene raíces en tres cosas: el yo, la inseguridad, y la inmadurez. Las primeras dos son calculadas y contruidas en la percepción. Los líderes judíos en la época de Jesucristo eran hábiles en mostrarles bien en los ojos de la gente con su comportamiento piadoso y su sabiduría erudita. Pero Jesucristo miró sus corazones y vio su pecado manisfestado por su indiferencia cruel para la gente con necesidades. Esto debe de darle mucha pena a Dios cuando nos observa y ve que el mismo orgullo florece entre la gente que se llaman Sus seguidores fieles.

 

Rhonda les desafía a sus estudiantes de los martes que amen a sus vecinos. “Es una buena manera de alcanzarlos para el Señor,” ella les dice. Pero ella evita a la familia de Irán que vive al lado de ella. Ella sabe que en su vecindad existe prejuicio contra extranjeros. En vez de ofrecerles amistad, ella los trata como los demás de los vecinos. Si hagamos lo que la mayoría quiere y no lo que nuestro Señor quiere, nuestras vidas serán mentirosas.

 

Cuando nos dedicamos a conocer a Dios y a seguir a Su Hijo, nos repugnan las acciones pretenciosas. No hay espacio para lo falso. Una relación basada en la verdad caracterizada por el desinterés y frecuentemente lavada por el Agua Viviente brilla y llena el aire con la fragancia de pureza.

 

Ilustraciones

Un pie no se puede parar en dos botes.–Proverbio chino

 

Hipócrita: Alguien que se queja que hay demasiada cosas sexuales y violentas en su videocasetera. Marriage Partnership

 

Un hipócrita es uno que juega dos partes concientemente para su propio fin. Cuando encontramos defectos en otras personas es posible que seamos muy sinceros; a pesar de todo Jesucristo dice que en realidad somos hipócritas. – Oswald Chambers en “Studies in the Sermon on the Mount.”

 

©2002 Daniel York ARR. Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Red http://www.firstcause.org . Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.