La oportunidad

Creía que iba a Hawaii por dos semanas de servicio militar. Siempre quería ir a esa isla encantada, entonces estaba muy emocionado hasta que recibí la noticia que mis órdenes habían sido rescindidas.  Cuando le llamé a las personas responsables de darlas, descubrí que otra persona con el apellido de York era la persona que tenían que rescindir, pero lo han hecho conmigo por error. Ya era tarde para corregirlo. En vez de mandarme a Hawaii, me mandaron a North Carolina. Por eso, asistí a una materia de Asuntos Civiles. Todo esto me ayudó unirme con un grupo militar que estaba menos de siete millas de mi casa. También me ayudó salir de la Infantería para hacermeunoficial de los Asuntos Civiles. A lo largo de cinco años, Dios me ha dado unas oportunidades maravillosas para conocer a gente y servir en tareas a veces difíciles y todo esto por un error de pluma. Considerando todo esto, veo la mano del Señor dirigiendo mis pasos.

 

Meditación

Eclesiastés 7:13 Mira la obra de Dios; porque ¿quién podrá enderezar lo que él torció?

 

Muchas veces la vida no es cómo esperamos. Tal vez esto es la razón que Jesucristo nos enseñó a orar, “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra (Mateo 6:10).” La oportunidad no es mi voluntad. En vez de sentir frustrados o enojados cuando no realizamos nuestros planes, debemos prestar atención al aviso de Pablo, “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la coluntad del Señor (Efesios 5:15-17).”

 

Dios quiere trabajar por ti para cumplir su voluntad. Todos los días hay muchas oportunidades para servirle. No te sientas frustrado si los eventos y las circunstancias son difierentes que imaginas. Mas bien pide al Señor que te ayude ver lo que El hace. No hay desgracia asociado con Su Divina Providencia. Por eso el caminar por fe es glorioso. No importa la condición del camino, ni la dirección que toma, sino que estamos en la compañía de nuestro Padre Amado.

 

Inspiración

Cuanod una puerta cierra, otra abre, pero muchas veces miramos por tanto tiempo y con gran pesar  que no vemos la que está abierta. Alexander GrahamBell

 

Dios da las nueces, pero no las abre. Proverbio alemán.

 

©2002 Daniel York ARR. Reveration es el ministerio devocional de cada semana de First Cause. Si quisiera recibir las devociones, envíe su nombre y su dirección del correo electrónico (email) a: español@firstcause.org y se lo añadirá en la lista de distribución. También visite nuestro sitio de la Redhttp://www.firstcause.org. Será libre de reproducir y distribuir las devociones como quisiera con tal de que incluya esta noticia de los derechos de copyright.

 

Salmos 40:3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, y confiarán en Jehová.